Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Un muerto en las rebajas

Rafa Esteve-Casanova
Redacción
sábado, 29 de noviembre de 2008, 23:47 h (CET)
Llevamos desde casi principios de año con la palabra crisis a flor de labios para pasar, finalmente, a comenzar a notar la crisis en la cartera, la sensación de que algo no funciona como debiera en el terreno económico está más asentada cada día entre la población y ya no estamos tan sólo ante una sensación, cada día los medios de comunicación nos amargan el café del desayuno con una nueva mala noticia económica. Un día las gentes se desayunan con la triste noticia de que aquellos euros que habían atesorado en una cuenta bancaria han desaparecido por arte de birlibirloque y también por dar la razón a ese refrán que nos avisa de que la avaricia rompe el saco, en este caso la avaricia disfrazada de un mayor interés bancario para los ahorros ha llevado a algunos a llorar importantes pérdidas en sus ahorros. Otra mañana mientras tomamos un café con ese primo al que toda la familia envidiaba por su seguro trabajo en el sector del automóvil éste nos llora sus cuitas haciéndonos sabedores de que su empresa ha decidido prescindir de una parte de la plantilla como primer paso pasa desmantelar la fábrica que se montó en su día con subvenciones públicas y que ahora trasladará a países donde no existan los sindicatos, los trabajadores sean más dóciles y los salarios más bajos. Y al día siguiente otro café que se nos agria mientras nuestro vecino nos cuenta las cuitas de su hijo, ese albañil que trabajando a destajo se sacaba un buen sueldo que le había permitido hipotecarse para presumir de apartamento en la costa, y que ahora está pensando opositar a Guardia Civil o Policía que son las únicas salidas laborales que ve en su triste horizonte laboral. Y es que la crisis ha venido y ningún responsable sabe como ha sido.

Y a pesar de la crisis y de que a casi todos se nos ha congelado la sonrisa junto con la cartera en USA ha habido un muerto en la apertura de las rebajas por antonomasia, las del Black Friday, ese día después del tan norteamericano Día de Acción de Gracias en el que los comerciantes esperan cambiar el color de sus cuentas de resultado pasando de los tan trágicos y temidos números rojos al tono negro de una buena cuenta empresarial, de ahí el adjetivar como Black a este especial día de los descuentos y el consumismo sin medida. Por estos andurriales es habitual ver cómo el día inicial de las rebajas un grupo de señoras, encabezadas siempre por la misma, toman posiciones ante las puertas de los grandes almacenes para asaltarlos en el momento en que los vigilantes de seguridad den por abiertas las puertas e inaugurada la temporada de locura y rebajas, de momento la hora de apertura sigue siendo la normal de cada día pero todo se andará y cualquier día las rebajas darán el pistoletazo de salida cuando los noctámbulos profesionales todavía anden por la tercera copa. Eso pasa en EE.UU. y ya sabemos que toda costumbre norteamericana acabamos haciéndola nuestra por estos lares.

Ha sido en la madrugada del Viernes Negro cuando un joven de 34 años ha encontrado la muerte en los conocidos almacenes Wal-Mart de Nueva York aplastado por una multitud que presurosa por iniciar sus compras en el día del consumismo por excelencia no han tenido paciencia para esperar que llegaran las cinco de la madrugada, hora de apertura, y rompiendo la puerta asaltaron las estanterías en busca de cualquier bicoca pasando por encima del joven portero. Imagino la escena: enormes televisores de plasma disputados por varios posibles compradores, señoras estirando cada una de una punta de una bufanda, miles y miles de personas comprando sin saber el qué, el por qué ni el para qué, simplemente eso comprando, comprar por comprar de una manera compulsiva y enfermiza tratando de olvidar que la crisis les está soplando su apestoso aliento en plena nuca.

Pero a pesar de todo, de las aglomeraciones con muerto incluido, de los clientes que se disputan un mismo artículo, de los que al llegar a casa se preguntarán qué hacer con los cachivaches comprados sin ton ni son, la crisis está instalada entre nosotros y también en la primera potencia mundial en muchos aspectos. En este Black Friday los estudiosos han calculado que las ventas estarán un 29 % por debajo de las del pasado año a pesar de que, en algunos casos, los descuentos llegan a ser de hasta un 70 % sobre el precio habitual. La crisis se ha instalado entre nosotros y su cara más agresiva comienza a asomar, la preventa navideña es inferior a la del pasado año y muchos cambiaran este año el cordero navideño por el pollo criado de forma industrial y el jamón ibérico por un buen plato de mortadela.

Pero todavía quedan políticos con buen humor o con un gran desconocimiento del tema. Estos días el President Montilla ha animado a los catalanes ha comprar y consumir en Navidad haciendo del consumo un antídoto contra la crisis. Lo que no sabemos es con qué euros irán a la compra los afectados por los ERES, los despedidos porque sus fábricas se han trasladado a Marruecos, Rumania o Bulgaria, o los que, simplemente, llevan años sin encontrar un trabajo. Tengo la impresión de que, en esta ocasión, el Presidente Montilla ha tocado de oído, sin mirar la partitura y ha creído que todo el monte es orégano o que el resto de ciudadanos podemos vivir como él y tantos otros profesionales de la política. Ha habido un muerto real y físico en plena crisis económica pero van a ser muchos los muertos metafóricos que esta crisis va a arrastrar tras de si.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris