Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La corrección del presidente Rodríguez Zapatero

Mario López
Mario López
domingo, 30 de noviembre de 2008, 23:36 h (CET)
En fechas recientes el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha dado la cara a nivel internacional por José María Aznar –ante el presidente de Venezuela- y por Esperanza Aguirre –en Bombay-. Dos personajes que no se han caracterizado precisamente por manifestar el más mínimo respeto hacia el presidente del Gobierno. Pero ahí queda para la Historia la grandeza de uno y la miseria de los otros.

Aunque para algunos individuos la política tan sólo represente la posibilidad de acceder a un puestazo y conseguir todo tipo de prebendas, para la mayoría de los ciudadanos la política no es otra cosa que el único recurso que nos cabe para defendernos de la voracidad de oligarcas, déspotas y criminales que sin la política nos someterían a su nefasta ley. La política no es una ciencia exacta y ha de revisarse diariamente. Los políticos tampoco son brujos o alquimistas capaces de anticiparse al destino y convertir cualquier cosa en oro. Un presidente de gobierno se tendrá que equivocar necesariamente en muchas de las decisiones que adopta, pues muchos de los elementos que concurren en el devenir de las cosas escapan a su control. Pero de lo que no hay duda es de que un presidente puede hacer buen uso de aquello que está en su mano, como es, por ejemplo, el dar testimonio del respeto que le merecen los demás. En política económica o social cuesta mucho avanzar por el camino adecuado, pero cultivar el respeto y la tolerancia no debería suponer ningún esfuerzo para nadie. En cualquier caso, si de algo podemos estar satisfechos los españoles con nuestro presidente es de su innegable corrección en el trato con los demás, hasta con aquellos que no han hecho otra cosa que denostarle.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris