Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Promesas que encierran el odio a la cultura y a la religión del pueblo

Josefina Galán (Málaga)
Redacción
domingo, 30 de noviembre de 2008, 21:27 h (CET)
Acabo de oír unas declaraciones de la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía, diciendo: "Sí algún padre se siente molesto u ofendido por la presencia de algún crucifijo en las escuelas, que lo manifieste; inmediatamente procederemos a su retirada". "Tenemos que ser respetuosos y acceder a lo que nos pidan los ciudadanos".

Luego, entonces, ¿que ocurre con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que nos quieren implantar como obligatoria? Existen 23 sentencias y 82 autos de medidas cautelares favorables a los padres objetores. Los padres simplemente estamos haciendo uso de un derecho constitucional, ante unos contenidos ideológicos que sustentan y salpican el temario de esta asignatura, que no han sido consensuados (no se ha tenido en cuenta ni a padres, ni a profesores, ni a la oposición política mayoritaria, como cabe esperar en una democracia), sino que ya vienen impuestos por el gobierno.

¿Es este el respeto que usted ofrece al primer padre que se sienta ofendido? Sabe que le digo: que el crucifijo "no hace daño a nadie" como dijo el alcalde Tierno Galván. Mientras que la Educación para la Ciudadanía margina la educación moral, sustituyéndola por una instrucción cívica, que supone un peligro para la vida de nuestros hijos y de nuestra democracia. Ya se lamentó Ortega y Gasset en su día, "de la pretensión de reducir la enseñanza de la ética a una educación para la convivencia".

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris