Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

No se puede dar, lo que no se tiene

Carmen Ramírez (Vélez-Málaga)
Redacción
domingo, 30 de noviembre de 2008, 21:26 h (CET)
En este caminar de la vida, vamos sufriendo pruebas diversas, unas que parecen grandes y otras de poco relieve. Unas veces vendrán de fuera, con ataques directos, en otras ocasiones, surgirán de las limitaciones propias de la naturaleza humana, que no permiten, ¡tantas veces! alcanzar un objetivo si no es a base de empeño continuado, de sacrificio, de tiempo…También pueden ser dificultades económicas, familiares, la enfermedad, el cansancio, el desaliento…

La paciencia no es pasividad ante el sufrimiento, no reaccionar o un simple aguantarse: es fortaleza para aceptar con serenidad, las pruebas, y el dolor que la vida pone a nuestra disposición. Frecuentemente tendremos que ejercerla sobre todo en lo ordinario, quizá en cosas que parecen triviales: los imprevistos que surgen, el carácter de una persona con la que convivimos, aglomeraciones en el tráfico, llamadas imprevistas…son ocasiones que ponen a prueba la virtud de la paciencia.

La persona paciente tiende a desarrollar una sensibilidad que le va a permitir identificar los problemas, contrariedades, alegrías, triunfos y fracasos del día a día y, afrontar la vida de una manera optimista, tranquila y siempre en busca de armonía.

La paciencia va de la mano de la humildad, se acomoda al ser de las cosas y respeta el tiempo y el momento de las mismas, sin romperlas; cuenta con las limitaciones propias y las de los demás.

Afirmaba San Francisco de Sales: "Hay que tener paciencia con todo el mundo, pero, en primer lugar, con uno mismo".

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris