Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Neopaganos bautizados

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
domingo, 30 de noviembre de 2008, 21:26 h (CET)
Según el DRAE el término pagano “aplicase a los idólatras y politeistas, especialmente a los antiguos griegos y romanos”. Por extensión, habría que decir que en la actualidad en todas partes y también en España, abundan una nueva clase de paganos, imitadores de los griegos y romanos, a los que llamaríamos “neopaganos”, tan idólatras y no menos politeistas que sus predecesores.

Sabido es que en España, pese al imparable viento del secularismo, un gran porcentaje de infantes (85 %) son bautizados, por tradición, costumbre, u otra razón, en la fe de la Iglesia católica. Gran parte de ellos crecen en ambientes poco o nada propicios para desarrollar la fe recibida y aunque es cierto que muchos acceden al sacramento de la 1ª y última comunión, una parte notable de los bautizados, de mayores, pierden el don de la fe primigenia y viven, de hecho, como paganos.

Se llaman, para disimular o justificar su abandono, “creyentes no practicantes”, agnósticos, materialistas o ateos. En realidad, son los nuevos paganos que viven su vida en el nihilismo y el vacío más absolutos, los idólatras que sacrifican sus vidas a los ídolos del sexo, del dinero, de la fama, o del poder y los que rinden culto a los falsos dioses de las ideologías en boga, del ocultismo, de la New Age o del sincretismo religioso etc. Quede pues claro, que el auténtico cristiano no es sólo el bautizado de pequeño, sino el que ha asumido personalmente el compromiso de su fe cristiana con la decisión de seguir a Cristo en su vida, enseñanza y ejemplo. Hay cristianos de nombre y de fachada y cristianos de vida y compromiso de verdad. A éstos, lo que Dios, la Iglesia y su conciencia les pide, es coherencia de vida, compromiso de fe y entrega al bien de los más desfavorecidos, sin pedir nada a cambio.

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris