Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 29 de noviembre de 2008, 11:01 h (CET)
Cualquiera diría, viendo con qué alegría se dedican nuestros políticos a despilfarrar el dinero que a los españolitos de a pie tanto nos cuesta ganar, que en breve España alcanzará, cual época felipista, la friolera de 3 millones de ciudadanos desempleados y, debido a que el paro de larga duración es enorme en los países del Estado del Bienestar, desesperados. Vamos, que está la cosa como para ser un antipatriota y hablar de recesión.

Ahí tienen a ZP, ese que dicen que es posible que haya decidido ya no presentarse a la reelección en 2012, que en un momento de euforia fotográfica, meritoria y heroica ensaladera de por medio, va y les promete a los deportistas que serán los primeros de toda Europa en tener su propio Ministerio, con su ministro, secretarios de Estado, directores generales... Más gasto público. Hasta De la Morena (SER) ha puesto la ocurrencia a caldo. “Apropiarse de los logros deportivos” lo ha llamado. Carod-me-llamo-Josep-Lluis, el de las reuniones con Josu Ternera en Perpiñán, anda por ahí tan campante fundiéndose unos cuantos cientos de miles de euros para celebrar lo generoso que es él con el Tercer Mundo. Por no hablar de Moratinos y la cúpula del derroche sita en Ginebra del amiguete de la plataforma zapateril Barceló y los millones de euros de dispendio. Pago de favores.

Monteseirín, alcalde de Sevilla, se va a gastar 60.000 euros, diez millones de las antiguas pesetas, para que asesores de Barack Obama traten de mejorar su deteriorada imagen. Touriño, presidente de la Xunta de Galicia, se lo gasta en coches nuevos. Otra vez Carod Rovira se gasta 6 millones de euros en abrir “embajadas” catalanas por el mundo. Y la Generalitat despilfarrará casi 100 millones de pesetas (600.000 euros) en condones para diversos países en vías de desarrollo. Alberto Ruiz Gallardón, como siempre, a la cabeza del derroche y del centro. Eso sí, este año nos librará a los madrileños de la horterada llamada “árbol de los deseos” que instalaba en Madrid durante la Navidad y que costaba un congo. En 300 millones de euros se ha estimado la pérdida que el Ayuntamiento sufre por no agilizar los trámites “burrocráticos” para la concesión de licencias.

Chaves, que no Chávez aunque ambos sean dirigentes de un régimen liberticida, se fundirá 52 millones de euros en remodelar su palacete. Zapatero, más de 640 asesores paniaguados a costa del erario público, nos va a costar este año la friolera de 42 millones de euros. “Gastos de Palacio” inclusive. Al rey Don Juan Carlos (su imagen necesita algo más que de los asesores de Obama para recuperarse; es increíble cómo se puede meter tanto la pata en tan poco tiempo), el mismo que según algunos medios ha llamado hasta en 6 ocasiones para animar a Lukoil a entrar en Repsol y así salvar al amiguete constructor de ZP, Luis del Rivero, además de los 9 millones de euros se va a encontrar con un regalito de otros 3 millones. ¡Será por pasta!

Afortunadamente, algo, que comenzó la pasada legislatura, se está moviendo en la sociedad española, normalmente anestesiada y esperando la siguiente ración de gambas. Cuando ya no queda ni para aceitunas es cuando algunos se empiezan a plantear si todo esto del “Welfare State” no será un camelo mayúsculo para que unas castas privilegiadas vivan a costa del esfuerzo ajeno. De ahí que, según se desprende de una encuesta del CIS, el 64% de los españoles crea que se beneficia poco o nada del pago de impuestos o que un pequeño movimiento surgido en Internet, como es la Plataforma de las clases medias (http://www.elmanifiestodelasclasesmedias.com/ ), sea capaz de congregar a dos mil personas en la plaza de Colón al grito de “Con mi dinero no”. Buen principio.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris