Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

¿La prima acabará con la crisis del Madrid?

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 28 de noviembre de 2008, 10:46 h (CET)
Pasó hace dos temporadas. Pasó la temporada pasada y este año está pasando. Las noticias que genera el Madrid son tan atractivas y tan inmediatas que los periodistas caen a menudo en la exageración de condenar al fracaso al equipo banco, darle la extrema unción y mandarlo al infierno cuando padece el más mínimo signo de resfriado. De nada importa que luego se reponga de esa dolencia supuestamente incurable, se recupere y gane la liga. Los periódicos, indefectiblemente, siguen condenando al Madrid al cadalso con el más mínimo signo de endeblez pasajera.

“Las crisis venden”, se suele decir. Y es cierto. De igual forma que una noticia sobre un aspecto positivo o amable de la vida vende menos que las malas noticias: el relato de una tragedia o la crónica de un salvaje asesinato multiplican la audiencia más que el hecho de que un filántropo done un hospital a una aldea africana. Esto está contrastado y es un hecho tan triste como incontrovertible: el ser humano es morboso.

A lo mejor es por eso que cíclicamente tenemos que asistir a la ejecución pública y entierro del R. Madrid todos los años. Y los medios no aprenden. Desde hace unas semanas hemos estado presenciando como el Madrid era apaleado desde muchas tribunas. En medio de ese ruido de sables, realmente causa pavor el saber que si el Madrid hubiera ganado hace 15 días en Valladolid, el equipo blanco hubiera hecho uno de sus mejores arranques ligueros desde hace 20 años.
Entonces, ¿Qué pasa? ¿Qué extraña enajenación se apodera de toda la clase periodística española que hace que se alejen de la ecuanimidad y la mesura? Pues ocurren dos cosas: la principal, que el Barça está haciendo una temporada de dulce. Una temporada que une a sus maravillosos números un juego de arte, solidario, rico en recursos ofensivos, plagado de velocidad, toque e imaginación. La comparación con el juego lento, a fogonazos, atascado a menudo del Madrid es sangrante. Esta y no otra es la razón principal de los vituperios al equipo madrileño.
Pero hay otra cuestión que justifica las crítica sal Madrid. Una cuestión más tangible y objetiva. Realmente, como hemos denunciado ya desde esta misma columna, la planificación deportiva ha sido tan desastrosa que el Madrid tiene un enorme problema de escasez de efectivos. Entiéndaseme, escasez de efectivos válidos para afrontar una liga y una Champions con ciertas garantías. Efectivos, en definitiva, que te ayuden a superar las lesiones, bajones de forma u otras circunstancias que un equipo se encuentra al completar una dura temporada de fútbol.
De hecho, ante el hundimiento que se avecinaba, el Madrid ha tenido que recurrir a algo extraordinario. Algo tan incomprensible para el 40% de españoles que declaran que no llegan a fin de mes como repugnante para cualquier asalariado con conciencia: pagar un sobresueldo a sus jugadores (algunos de los mejores pagados del planeta futbolístico) para que “se motiven” y así hagan lo que viene a ser ni más ni menos su trabajo: ganar partidos. Pero no se lo pierdan. Los 150 mil euros por cabeza no es por ganar al Barça o ganar la Champions, sino tan solo por ganar los 5 próximos partidos, todos ellos muy asequibles. ¿De verdad lo que necesita el Madrid es tan sólo una inyección de “motivación” a sus jugadores? Si es así, qué triste.

Porque, sinceramente, en el fondo esto es un insulto a todos, principalmente a los propios jugadores. Lo que subyace en esta prima es la idea de que no cumplen con su deber, con la labor por la que se les contrató. Es como la idea que un padre puede tener sobre su hijo, inteligente pero vago: que puede hacerlo si lo desea, pero como no quiere esforzarse, no llega al aprobado. Lo malo es que aquí no se trata de adolescentes consentidos (¿O sí?), sino de hombres hechos y derechos que ganan al mes más que muchas familias juntas al año. Lo peor, en cualquier caso, es que la desorbitada prima parece que está dando los frutos apetecidos. Se ha ganado a dos rivales menores: Recre y Bate, y todo el mundo ya lo achaca a la famosa prima.

Los periodistas, por su parte, y en otro ejercicio de inmoderación, ya han colocado al Madrid de nuevo en la carrera por la Liga y la Champions, siempre gracias al aguinaldo de Don Ramón. No aprenden nunca.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris