Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cine   -   Sección:  

'El fuego de la venganza', de Tony Scott

Almudena Nu o Gonzlez
Redacción
martes, 9 de noviembre de 2004, 00:17 h (CET)
El fuego de la venganza est ambientada en el Mxico actual, mostrando la inseguridad de un pa s en el que se producen secuestros de una forma masiva y con un dato espeluznante: muchas personas son raptadas al da en Sudam rica y el 70% no sobreviven. Con esta frase comienza la adaptacin de la novela El protector, de A.J. Quinnell y para la que al principio se pens en Italia (lugar donde transcurre el libro) y en la mafia siciliana, pero el director se dio cuenta de que este tema estaba ya muy visto. Fue entonces cuando todo el equipo puso su punto de mira en Sudamrica y pa ses como Brasil, Guatemala o Mxico para al final ser este ltimo el lugar escogido.

Y despus de veinte a os con el proyecto en la mente del director surge por fin esta historia en la que se pueden diferenciar claramente dos partes: la primera en la que el protagonista John Creasy (Denzel Washington) un hombre con un pasado tormentoso, decide ir a Mxico con su mejor amigo Rayburn (Christopher Walken); ste le propone emplearse como guardaespaldas de una nia llamada Pita Ramos (Dakota Fanning) cuyos padres Samuel Ramos (Marc Anthony) y Lisa Ramos (Radha Mitchell) temen por su vida debido a la terrible ola de secuestros que se est n produciendo. Creasy no est muy entusiasmado con su trabajo, pero lo acepta y poco a poco Pita comienza a entrar en su coraz n y hace que el hombre duro que era en un principio su guardaespaldas recobre sentimientos que haba dejado a un lado debido a la vida que hab a llevado y que intentaba superar con una terrible adiccin al alcohol. La segunda parte de la pel cula comienza cuando Pita es secuestrada y entonces Creasy se enfurece hasta tal punto que decide que va a acabar con la vida de todo aquel implicado en el rapto de la nia. As pues hay dos partes bien distintas, una en la que se puede apreciar como el protagonista recupera buenos sentimientos gracias a Pita, y otra parte en la que la acci n y violencia pasan a ser las protagonistas.

Todo esto rodado en una ciudad llena de luz y colorido para lo que el director Tony Scott (Top Gun, Marea roja) cont con la ayuda de Paul Cameron. La afici n Scott por utilizar varias cmaras en cada escena y la buena t cnica de Cameron unidas hacen que la fotografa de la pel cula sea una de las protagonistas. Muchas escenas se rodaron cmara en mano por lo que llama la atenci n el movimiento y la lentitud o rapidez de algunas escenas. Todo esto en el intento de captar la belleza de una ciudad como Mxico D.F. pero tambi n la inseguridad que se vive en la misma.

Asimismo quiso Tony Scott dar a conocer a todo aquel que vea la pelcula el negocio que hay montado en M xico alrededor de los secuestros y como muchas bandas actan impunemente, incluso con la ayuda de polic as corruptos; y en contraposicin de todo esto c mo existen personas como el polica Manzano (Giancarlo Giannini) o la periodista Mariana (Rachel Ticotin) que luchan para que acabe esta terrible situaci n.

Para todo esto el director cont con muy buenos actores y actrices, cabe destacar la interpretaci n de Denzel Washington, con esa profundidad que imprime a los personajes que interpreta y Marc Anthony al que el hecho de ser conocido ms por sus canciones que por las actuaciones que ha realizado (tan solo siete pel culas) no impide que se luzca con una buensima interpretaci n. Todo esto sin olvidarnos de la pequea Pita, una ni a que habla como un adulto y se comporta como tal pero de la que el espectador se encaria como lo hace el propio Creasy. Y es que Dakota Fanning act a muy bien, como ya lo demostrara en Yo soy Sam donde comparta cartel con Michelle Pfeiffer y Sean Penn. Ahora al lado de Denzel Washington demuestra que est a la altura de las grandes estrellas.

Muchas de las virtudes que El fuego de la venganza prodiga en la primera mitad desaparecen en la segunda para dar paso a escenas de accin con alg n que otro dilogo sin sentido. Sin embargo el espectador no se aburre ya que los continuos giros de la pel cula logran mantener su atencin, aunque no siempre con un buen y coherente argumento. Y es que parece que hubiese dos pel culas distintas unidas simplemente por la continuidad de la historia. Esta es por lo tanto una pelcula con defectos, pero tambi n con virtudes en la que ambos se mezclan para dar lugar a un cocktail peculiar en el que saborear buenas interpretaciones y algn que otro di logo en una historia que da muchas, pero que muchas vueltas.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris