Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Gasto público y comarcas

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
viernes, 28 de noviembre de 2008, 12:08 h (CET)
En los últimos días se viene publicando mucho, en los medios de comunicación, sobre lo que ha supuesto el proceso de comarcalización en Aragón.

Desde hace cinco años, las comarcas han ido asumiendo competencias de servicios que realizaban los ayuntamientos, fundamentalmente servicios sociales.

De los análisis y opiniones realizadas durante estos días, se desprende que las comarcas han disparado el gasto de forma muy importante y ello lo achacan fundamentalmente como consecuencia del aumento en los salarios del personal que trabaja en estas entidades locales, llegando incluso a insinuarse que dicho personal es contratado a dedo, colocándose a personas más o menos afines a los gobernantes de las mismas.

Desde mi punto de vista el enfoque no es del todo veraz, aún estando de acuerdo en el gran aumento del gasto y la existencia de clientelismo político (por supuesto sin generalizar).

Claro que ha aumentado considerablemente el gasto de personal de estas entidades, pero no como consecuencia de los aumentos salariales de sus trabajadores (en realidad eso representa una mínima porción) ya que en un 70% equivalen a categorías profesionales bajas, pues ocupan puestos como monitoras de comedor, de ayuda a domicilio, de tiempo libre, auxiliares administrativos, etc. ( y perdón por los que olvido) y como podréis suponer los sueldos dichos trabajadores/as (en su mayoría mujeres) no son nada boyantes.

La verdadera razón de que se disparen las partidas de gasto de personal, se haya en los salarios de sus representantes políticos y asesores (presidentes, vicepresidentes, 1º, 2º, 3º, . . ., consejeros, asesores, etc.) y no en el ¿aumento salarial de sus trabajoderes/as?, ahí esta el quid de la cuestión, ahí es donde se dispara el gasto (llega a dispararlo al alza casi un 50%) pues se contabilizan en la partida destinada para gastos de personal.

Es vergonzoso; me viene a la cabeza una comarca, donde en el consejo comarcal del pasado mes de marzo se aprobó mayoritariamente un aumento del 40% del salario del presidente (pasando a 49.000 euros anuales), aprobándose igualmente (para vicepresidentes, consejeros, asesores, etc.) incrementos del 11% en las indemnizaciones por asistencia a plenos y del 50% en dietas, además de otorgar una cantidad de unos 400 e. mensuales en concepto de gastos de representación; y para más INRI, en aquel famoso pleno, igualmente se aprobó que dichas cantidades se fueran incrementando anualmente con el, IPC real.

Por contra, a sus trabajadores se les prorroga (unilateralmente) el convenio colectivo anterior (del cual existen varios y notorios incumplimientos) y se niegan en redondo a garantizar el poder adquisitivo de sus salarios con la aplicación del IPC real poniendo como excusa la crisis económica (sí es posible para ellos, no para los trabajadores), todo ello, cuando la gran mayoría de sus trabajadores cobra, como ya adelanté anteriormente, alrededor de unos 800 euros mensuales.

Pero en algunos casos, sí que de forma individual, la comarca aumenta los salarios y mejora las condiciones laborales de alguno de sus trabajadores.

Este es el clientelismo del que hablábamos, esta es la vergonzosa realidad comarcal, lo inmoral del proceder de algunos responsables políticos, que entienden su cargo en la vida pública (independientemente de colores) como una manera de retirarse de su oficio, de su empresa, de forma anticipada, anhelando que sea permanente y viviendo muy holgadamente de la política, con el objetivo de alargar, esa situación de privilegio, hasta su jubilación.

Esta es la verdadera incidencia del desarrollo comarcal en el gasto público y esa es la “sensibilidad social” de algunos de nuestros representantes.

Y después de todo esto ¿sinceramente piensan ustedes que los desfases presupuestarios son única y fundamentalmente como consecuencia de los salarios de los trabajadores?

Noticias relacionadas

¿Se atreverán a cometer la gran traición?

No te odio, sólo estoy decepcionado. Te has convertido en todo aquello que dijiste nunca serías. Autor Desconocido

Un caminante sin amor es como un río son agua

Vivimos en la necedad y en el engaño

Que no nos toquen los...

Los españoles somos indisciplinados, anárquicos, iconoclastas, broncosos, dejados, veletas… Aplaudimos a los mismos que denostamos; subimos a los altares a los que crucificamos. Somos… españoles

Descontrol total en Cataluña

Parece que el Gobierno sopesa aplicar una intervención mínima y espera que Puigdemont dé marcha atrás

El separatismo atrapado en el cepo. El Gobierno debe decidir

La incomprensible insistencia de Sáez de Santamaría en diálogo, diálogo, diálogo... no se entiende
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris