Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Gente corriente

Mario López
Mario López
jueves, 27 de noviembre de 2008, 10:34 h (CET)
Hay hombres que han llegado tan lejos que para verles hay que usar un catalejo. Hay otros que son tan profundos que ven el mundo a través de un periscopio. Los hay que van tan rápido que se les ve borrosos, sin que podamos apreciar con precisión su anatomía porque van siempre envueltos en una especie de motion blur.

La gente normal va despacito y parece que hubiera nacido para servir de decorado a los otros, a esos que miran la ciudad desde sus altos despachos de vidrio y aluminio. Los ves crecer, hacerse viejos a la misma velocidad que las cosas van amarilleando a tu alrededor y tú mismo te vas convirtiendo en un aprendiz de estropajo. A estos nosotros que nos vamos haciendo viejos entre nosotros es fácil engañarnos, decirnos que ahora nos tenemos que apretar el cinturón o que tenemos que quedarnos en casa a esperar. Se nos puede llevar fácilmente de aquí para allá, siempre que no cueste demasiado dinero, y no resulta complicado hacernos hablar con las palabras de otros. Somos gente modesta, corriente, que pasamos por la vida a modo de decorado viviente, como los belenes que se ponen en algunas calles cada año. Con estos nosotros el mundo puede estar seguro de seguir dando vueltas, aunque sea a saltos porque no le faltara quien le aplauda con las orejas, llegado el caso.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris