Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Maldito país el nuestro

Raúl Tristán

martes, 25 de noviembre de 2008, 11:08 h (CET)
Cada día que pasa reniego más de este país de ignorantes, de este terruño de palurdos y catetos, de paletos y sinvergüenzas, de imbéciles y de bobos, de ladrones, de gentuza bastarda, de idiotas engreídos, de prepotentes endiosados, de borregos sin cultura, de rebaños, de mulas pardas, de seguidores de la telebasura; de idólatras del Che, de Fidel o de la dictadura cubana; de jueces estrella, estrellados garzones, que se quitan los calzones ante la política eminencia; de gestores consistoriales, que a la mínima de cambio compran mesas y sillones, para sus posaderas repulsivas adornar con oropeles a costa del público erario; de gallardones que se sublevan por los carteles que a dos pies callejean, ganándose su honrado pan, o que las basuras pretenden rebuscar con inspectores del reciclaje, pero obvian las denuncias a decenas contra cancerberos de disco-bares que a la mínima asesinan sin piedad a los que de su cuerda no son; de gobiernos que subvencionan la soldada millonaria de quienes con hipotecas especularon, o empresas del automóvil, que lloran sus penurias a los capitostes locales, tras despedir sin recato a sus empleados, tras mantener los precios elevados de sus coches y autos; de carrillos que callan sus pecados, no sea que la memoria retorne al cerebro de los olvidados, y no solo los pequeños francos muertos sean juzgados, sino los vivitos y coleando de Paracuellos sean encausados; de moratinenses que a sus amigos, al otro lado del charco, le ponen el trasero para que a nuestras empresas expropien sin descanso; de maestros del absurdo; de demagogos; de "artistas" bien pagados por cúpulas que parecen sacadas del inframundo; de zapateros y de pepiños; de bibianas y chacones; de rajoys, sin ideas ni coraje…

País que mucho tiene que aprender aún de aquel al que más ha denostado: los EEUU, donde la democracia nos lleva muchos años de ventaja; donde un ganador Obama incluye entre sus filas a quienes contra él compitieron, y que mantiene líneas de acción comunes en las fundamentales causas, independientemente de que se trate de republicanos o demócratas…

A veces piensa uno que el mismo exilio sería más provechoso que intentar remedar nuestro sino. Al fin y al cabo, si los cabestros vara quieren, ¿quién soy yo para impedírselo? Al borrego que no desea dejar de serlo, ¡que le vaya bonito en su empeño!

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris