Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Esa forma tuya de querer

Nuria Rubio González
Redacción
domingo, 23 de noviembre de 2008, 21:33 h (CET)
A tí, que has hecho de su vida un infierno, de su casa una cárcel y de su cuerpo un lugar donde escribir a base de golpes la historia de tu cobardía.

A tí, que necesitas reafirmar tu fortaleza contemplando complacido su debilidad cada vez que le pones la mano encima.

A tí, que te consideras superior sólo porque a base de insultos y menosprecios has hecho que ella se sienta una inútil.

A tí, que imploras su perdón entre sollozos, que dices amarla, que juras mil veces que vas a cambiar y nunca cambias.

A tí, te invito a que veas el triste resultado de tu lamentable "obra":

Esa mujer que tienes frente a tí, esa criatura de mirada asustadiza y de andar medroso, esa que pasa los días llorando y las noches en vela; esa mujer no es la misma que en su momento decidió convivir contigo. Has borrado el brillo de sus ojos, has convertido su sonrisa en una mueca extraña y has logrado que la alegría sea un sentimiento olvidado, ahogándolo sin piedad en una sensación de temor permanente.

Esa mujer que tienes frente a tí, acabará encontrando la muerte en tus manos porque tú no admitirás que te abandone. Te excusarás diciendo que no puedes vivir sin ella y es que, la quieres tanto -según tú- que prefieres verla muerta a feliz en brazos de otro.

Esa mujer que tienes frente a tí, terminará engrosando así la larga lista de víctimas de la violencia de género. De nada habrán servido las preventivas campañas publicitarias del Ministerio de Igualdad, ni las denuncias interpuestas, ni las órdenes de alejamiento. Por desgracia, todo ello seguirá siendo insuficiente mientras la sociedad en su conjunto no haga un esfuerzo titánico por encontrar, de una vez por todas y para siempre, la manera de hacerte comprender que esa forma tuya de querer tiene sabor a sangre.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris