Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Prosperidad fugaz, gracias a los nietos

Ben Tanosborn
Ben Tanosborn
viernes, 21 de noviembre de 2008, 08:10 h (CET)
Nos preguntamos, ¿Por qué tantos líderes del mundo continúan rindiendo homenaje, no importa lo tenue, a este gobierno estadounidense que tan mal ha servido al planeta como conservador de recursos o defensor del género humano y su dignidad?

¿Acaso tiene lógica el que aceptemos a George W. Bush como el flautista de Hamelin llevándonos a esa cumbre de los G20 con la esperanza de que estos lideres ayuden a frenar la implosión financiera que parece nos viene encima en la economía global? ¿Y si que tal si a eso añadimos que es el gobierno de Bush quien tiene lleva mucha de esa responsabilidad de tal colapso financiero?

¡Bienvenidos a Washington, sede del poderío militar y económico! Bienvenidos a la Basílica de los Dos Altares: Capitalismo y Democracia, con Torpe Bush como Supremo Pontífice. La inseparabilidad del capitalismo y la democracia ha llegado a ser en EEUU un acto de fe, por lo menos por dos generaciones, bajo el continuo lavado de cerebros por el gobierno y ramo empresarial, algo que va de lo ridículo a lo sublime al ver que la democracia se hace conspicua con su ausencia – en política – y el capitalismo enseña sus garras y cara inhumana, nada que refleje esas facciones limpias y suaves que siempre hemos asociado con la verdadera libre (y sana) empresa.

Ese par de días en Washington que solo sirvió para hacerse fotos [¿es acaso por eso la insistencia del Sr. Zapatero en ser parte de este grupito?] y hablar de “estímulos” (una broma) y salva-culos que puedan otorgar los gobiernos, fue una tal perdida de tiempo ya que a los congregantes invitados a la Misa Mayor en la Basílica les fue en vano tratar de convencer al celebrante Bush que las regulaciones, si se hacen cumplir, será la única forma de mantener al capitalismo en regla. Un poco tarde para esta última quiebra, pero al fin y al cabo solo quedan dos meses hasta que se le “libre” del cargo. ¿Entonces por que accedieron todos a venir a Washington solo necesitándose ponerse de acuerdo para reunirse en febrero con el presidente-electo, Obama?

Un periodista español, y buen amigo, me sugirió un nostálgico retorno a Las Azores; claro que esta vez para promover paz en el mundo y adecuados remedios económicos en contraste a aquel 16 de marzo del 2003, cuando los 2 ½ Tenores (Bush, Blair y Aznar) – mi amigo siempre pensó que el jefe de estado español nunca dio la talla política, siendo demasiado precipitado – y su estridente aria, “Ultimátum a Sadam”, se hiciese el grito de guerra en la invasión de un país soberano: Irak.

Muchos esperábamos cierta acritud en esta cumbre, o mas bien cimita, en particular por parte de Brown (Reino Unido) y Sarkozy (Francia); después de todo inundamos sus países, así como otros muchos mas, con papel financiero de diezmado valor; claro que a lo mejor piensan esperar hasta su reunión con Obama, después que tome las riendas, y eclipsarle allí, o intentarlo por lo menos. Bueno dejemos de echar la culpa de todo a EEUU, otros países han logrado gran éxito imitándonos en confabulaciones y otros timos capitalistas… que poco se difieren del timo de la estampilla.

Hace seis semanas insistí, tras habernos traído el ministrito Paulson sus malas noticias de una economía que se derrumbaba y necesitaba rescate, que la decisión no era tan urgente como para que solo el congreso se enterase, y el pueblo fuese excluido de un mínimo debate. Ni se nos dijo la verdad, ni se nos dio la minuta de consecuencias. Y hasta la fecha poco es lo que sabemos, y ese poco es que no sabremos mucho más. Probablemente no sepamos con claridad lo que está pasando hasta que la deuda del país supere el Producto Bruto Interno (PBI) anual, al cual estamos casi llegando. Para ese entonces será demasiado tarde, con más del 80 por ciento de los norteamericanos sin recursos ni la mínima idea de lo que está pasando, enjaulados en trágico cautiverio económico bajo una América Corporativa sin escrúpulos y rapaz. ¿Por qué la verdad ahora? Para atenernos a la realidad y aceptar un nivel de vida del 20 al 30 por ciento inferior al que hemos tenido… con escaso o inexistente derecho; enjuiciando a aquellos que hayan contribuido, al por mayor y al por menor, a este desfalco nacional. Cancelemos todos esos programas estúpidos en TV de “realidad” y reemplacémoslos educando y dándole sentido común al ciudadano en vez de tratarlo como un consumidor imbécil, moral y mentalmente retrasado.

En cuanto al problema de Detroit y una segunda remesa de $25,000 millones, una de las muchas que vendrán después, para que no quiebre la industria del automóvil, los políticos – en este caso Obama y el Congreso – quizás debieran optar entre dos opciones: permitir que los 3-Enanitos (GM, Ford y Chrysler) quiebren, o comprar las compañías a un precio inferior a como se cotizan sus acciones en el mercado, y después ofrecérselas a sus empleados… siempre y cuando puedan planificar la forma viable en continuar manufacturando autos en Norteamérica. Accionistas y altos cargos que se vayan a la mismísima m….., ya tuvieron su oportunidad; ahora que se la den a los productores de esas empresas. Desafortunadamente ambas opciones son por ahora inaceptables, con demasiado riesgo político tanto para el presidente-electo, como para el partido Demócrata que dominará el Congreso. Así que, una vez mas, nuestro gobierno estropeará todo… y los ciudadanos que residimos en la base de la pirámide, y que pagamos impuestos, terminaremos pagando el billete de un tren con ese famoso destino de… a ninguna parte.

Lo que aparenta estar fuera de sitio, y ser totalmente absurdo, es que Bush, con esa sonrisita degenerada, continúe alardeando este opaco y ladronicio sistema económico, repicando esas campanas gemelas de capitalismo y democracia. Y pensar… que además el tío lo hace con impunidad, sin nada ni nadie que desafíe esas ideas.

Por lo pronto demos gracias a nuestros nietos por habernos regalado estos últimos años de prosperidad fugaz (y falsa), y que ellos adquirirán como deuda. Nuestro legado no parece ser mejor que el que Bush dejará en dos meses.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris