Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Bretton Woods y los Pactos de la Moncloa

Mario López
Mario López
miércoles, 19 de noviembre de 2008, 12:04 h (CET)
Entre el 1 y el 12 de julio de 1944 se celebró en el complejo hotelero de Bretton Woods, en New Hampshire, la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas. Los países europeos, arruinados por la monstruosa guerra de la que acababan de salir, firmaron con Estados Unidos, enriquecido gracias a los dividendos obtenidos precisamente de esa misma guerra, unos acuerdos entre los que destacan la adopción del dólar como moneda internacional y la creación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional de nuestros pecados.

Existe cierto paralelismo entre estos acuerdos, surgidos como secuela de una guerra, con los famosos Pactos de la Moncloa, firmados para salir de una dictadura producto de otra guerra. Todo el mundo debería saber que para tomar decisiones de excepcional relevancia, como son la creación de los organismos reguladores de la economía y el comercio mundial o la base jurídica para la constitución de un sistema democrático, no se puede estar sometido a condicionantes tan determinantes como son la ruina económica, el endeudamiento total con el país más poderoso del mundo o la amenaza de un golpe militar. Si se toman decisiones en esas situaciones es de obligado cumplimiento revisarlas pasado un tiempo prudencial. Pero si no se revisan, el orden económico mundial se puede ir a hacer puñetas y la democracia de nuestro país a freír espárragos. La legitimidad se basa en las decisiones tomadas en libertad, con absoluta responsabilidad y el compromiso firme de actualizarlas para hacer partícipe de las mismas a todas y a cada una de las generaciones de ciudadanos que han de ser iguales ante la ley y depositarios de la misma soberanía. Ha dicho el presidente del gobierno británico, Mr. Brown, que la cumbre del G-20 puede ser la antesala de la primera reedición de Bretton Woods. Espero que se trate de una reedición profundamente revisada porque de no ser así aviados estamos. Más que salvar al capitalismo lo que yo creo que se debería hacer es salvarnos a nosotros de él. Por estos pagos, en cambio, no existe el menor indicio de revisar los compromisos adquiridos por una generación de españoles que está prácticamente jubilada en su totalidad y que nos quiere dejar su herencia, en muchos aspectos buena, pero repleta de sombras y terriblemente afeada por el rictus atroz del miedo.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris