Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Juan Llopart Pérez

Rafael del Barco Carreras
Redacción
miércoles, 19 de noviembre de 2008, 15:12 h (CET)
Presidente del Comité Ejecutivo del GRUPO Z, El Periódico, Interviú, Tiempo, y etc.

El hombre de la CAIXA, 58 años, abogado especialista en “demoliciones”. Noticia del 14-11-08, 533 despidos propuestos por el plan de viabilidad. Aprendió en un clásico, inculpado en el CASO MACOSA, gran empresa ferroviario-metalúrgica. Hace veinte años. Por si misma MACOSA compendia todos los ingredientes para incluirse en la GRAN CORRUPCIÓN barcelonesa y española. Con solo tecletear en Internet, mezclando contenidos, se descubre el mundo apasionante del enredo, el fraude y la corrupción político financiera. Y por si faltaba alguien, el juez Pascual Estevill, extorsionando por una denuncia de los presuntamente estafados pequeños accionistas y por comisiones escandalosas, y para rematar el juez Miguel Moreiras de la Audiencia Nacional que archivará el sumario hasta que el Supremo años después le ordene instruir. Repetirá con Javier de la Rosa. Personajes clave; Escámez del Banco Central, Eduardo Santos, alto cargo socialista que recalará multimillonario en Miami, los Albertos, condenados y exonerados por estafar a los minoritarios accionistas de Urbanor, caso Torres KIO, el Banco Zaragozano, y ya ex de las Koplovich, y en segunda fila Juan Llopart, actuando de consejero delegado de COFIR de los Albertos.

Dicen que es prudente, callado, efectivo, y que no le tiembla el pulso. Virtudes muy necesarias para rematar un sin fin de anormalidades convertidas en manual clásico. Primero se despide al personal con subvenciones públicas, después se trocea la empresa vendiendo las actividades rentabilizadas con contratos oficiales, trenes franceses y elevadores Thyssen, y por último se crea el gran pelotazo con los terrenos, que forzosamente han de recalificarse. De industriales a urbanos, los de primera línea de mar.

Y con lo de los terrenos Llopart asegura su vida pasando de los Albertos, COFIR, manifestándose descontentos de su trabajo, al grupo la CAIXA, que no se atendría a los dudosos informes ni a la inculpación judicial, y le encargan enderezar el Banco de Europa de Ferrer Salat, primo del todopoderoso Vilarasau, y el Isbank.

Pero lo más interesante para mí de toda esta historia radica en los terrenos que una parte vendió, como último administrador de los despojos de MACOSA, a una recién creada MACOSA INMOBILIARIA SA, presidida por el director de operaciones del Comité Olímpico, Pedro Fontana, y otra por 12.000 millones de finales de los 80 a un tal John Rosillo de Kepro, empresa fantasmagórica que quebrará, creando Diagonal Mar SA. Un superpelotazo donde intervienen el COOB 92, del Samaranch de la CAIXA Y COI, los PUJOL que confirman recalificaciones y aportan al tal John, que años después aparecerá muerto en extrañas circunstancias en un hotel de Panamá, y por el plan parcial, el Ayuntamiento Socialista de Maragall. Resumiendo; Samaranch, Pujol y Maragall, todos los demás simples comparsas excelentemente retribuidos.

Es evidente que los actores, ni Llopart si lo supiera, nos contarán jamás porqué en lugar de expropiar, al igual que en Vilaseca y Salou con los terrenos de Port Aventura (donde antes de la presente Crisis para compensar o sacar más dinero a la CAIXA aprobaron tres campos de golf y las anexas viviendas de lujo), se monta una donación y recalificación con 12.000 millones encima de la mesa despertando la avaricia de todos los componentes. Aquellos terrenos y otros, con también hombres de paja de por medio, Pinturas Titán de los Vidal-Folch con subnormal incluido de comprador vendedor el mismo día, el Hotel Ars, y otras operaciones similares por el sector, iniciaron la gran burbuja inmobiliaria en Barcelona. Nos encontramos en el viejo Plan de la Ribera y el nuevo FORUM donde se sitúan los terrenos de Diagonal Mar. Un barrio de pisitos de 600.000 a 1.000.000 y hasta 2.300.000 euros. La gran fábrica de las hipotecas basura, y donde para más INRI el Ayuntamiento colocará una placa conmemorativa, en una de las chimeneas conservadas, por las reivindicaciones y luchas sociales de los obreros de Macosa contra el Franquismo.

Es curioso que metidos en el 30 aniversario de El Periódico, iniciado en los locales y con las rotativas del Noticiero Universal, con Pascual Estevill de funesto abogado del Noticiero, y De la Rosa de financiero de los dos, los profesionales de la propaganda periodística, que en principio ocultaron las corrupciones de tanto personaje, endiosándoles, y antes se inventaron mi vida contribuyendo a mis tres años de prisión preventiva, acaben sus carreras a manos de un “clásico”. Pero por lo que sé e intuyo, les pagarán más que razonablemente bien a cargo de “vete a saber”, a algunos les recolocarán por los “servicios prestados” en esos medios oficiales del enrevesado catalanismo socialista (a su antiguo director Franco, sustituido por el Nadal hermano del de la Generalitat, se le ve en la Televisión del Ayuntamiento) y vuelta a escribir al dictado de los amos de siempre.

Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris