Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Punto de Mira   -   Sección:  

La crisis en el deporte

Pablo Primo
Pablo Primo
@primoarias
martes, 18 de noviembre de 2008, 09:03 h (CET)
Tiempos de crisis, tiempos de ahorro y de esperanza para que los problemas económicos remitan y no vayan a más. Pero por el momento no va a ser así. El desequilibrio financiero global da una vuelta de tuerca y sofoca a todos los mercados hasta llegar al deporte de élite. La actividad deportiva de alta competición está pagando la inestabilidad económica con la fuga de patrocinadores, básica en el sustento de competiciones, torneos y multitud de clubes.

La fuente del patrocinio en el deporte ha quedado reducida a la mínima expresión. Las empresas, lanzadas hace unos meses a pagar millones de euros para estampar su firma en camisetas y vallas de publicidad y dar su nombre a torneos y equipos, comienzan a cerrar el grifo ahogadas por la crisis. Las consecuencias se han extendido a todas las disciplinas con voracidad. Algunas competiciones, como el próximo Gran Premio de Francia de Fórmula 1, han desaparecido. Las entidades bancarias ya han suspendido o reducido sus aportaciones.

El fútbol español, habitual foco de inversiones, ha pagado el desplome. Al bajón en el mercadeo de jugadores en España (casi 200 millones menos que el curso pasado) se ha unido el problema para encontrar un patrocinador solvente. Un ejemplo es el Valencia, que promociona en sus camisetas a ‘Valencia Experience’, una empresa en quiebra y que nunca le ha pagado.

En el fútbol europeo el panorama está igual de complicado. La pésima gestión de los recursos generados por el fútbol, ha derivado en inabarcables endeudamientos y consecuencias impredecibles para los clubes de las grandes Ligas que incluso corren peligro de desaparición.

Las marcas han huido de las camisetas tanto como de las monturas de motos y coches. Patrocinadores como Telefónica y Fortuna han dejado el Mundial de MotoGP. Asimismo, las escuderías han decidido también ahorrar en la Fórmula 1. Williams paga la recesión del Royal Bank de Escocia, su principal patrocinador, y de la financiera Baugar. El que de momento aguanta el tirón es el Banco Santander, que mantendrá sus 20 millones en McLaren la próxima temporada y espera casi doblar la cantidad cuando en 2010 vista de rojo a Ferrari.

La desconfianza de los mercados y las irritaciones financieras de las multinacionales han agitado el panorama deportivo, aparentemente inmune a cualquier vaivén. Ahora dicta resoluciones para apretarse el cinturón y afrontar una crisis que se ha instalado también en el deporte.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris