Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una espiral imparable

Jesús Domingo Martínez
Redacción
sábado, 15 de noviembre de 2008, 08:39 h (CET)
Según publicaba The Guardian "Las mujeres que el Estado considere inadecuadas para ser madres podrían ser sometidas a una anticoncepción forzosa durante dos años". Es un proyecto de ley promovido por los socialdemócratas del Partij van de Arbeid holandés. "Si a pesar de todo la mujer se queda embarazada, continua The Guardian, el Estado podría incluso quitarle a su bebé nada más nacer". Sin duda se trata de una norma propia de nazis.

La propuesta deja en evidencia que esta norma podrá ser utilizada por cualquier funcionario del Estado para dictar la prohibición de ser madre de forma arbitraria. Basta con observar las brutales consecuencias que ha tenido allí, en Holanda, la legalización de la eutanasia para darse cuenta del desamparo que provocan estas leyes que atentan contra la dignidad y los derechos humanos.

Paradójicamente, mientras los socialistas holandeses promueven una norma que convertirá la maternidad en una mera concesión del Estado, en los Países Bajos se puede matar a un ser humano en edad prenatal sin ninguna restricción. Bebés nascituros de muchos meses y totalmente viables son matados y despedazados en aras de una legislación que, por ejemplo, permite abortar por el mero hecho de que el bebé que se espera sea una niña. Se demuestra, una vez más que cuando por falta de principios se entra en esta espiral, se hace una espiral imparable.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris