Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Buena educación para todos

Eva María Bas (Barcelona)
Redacción
sábado, 15 de noviembre de 2008, 08:39 h (CET)
La educación, las diversas maneras de entenderla, se está convirtiendo para mucha gente en lugar común y origen de controversias e intolerancias. Pienso que es el momento de evitar inercias ideológicas que nos impedirían tener sentido común y llegar a buenos consensos.

Como madre de familia pido a los políticos, a los profesionales de la enseñanza y a los representantes de las patronales y de los sindicatos, algo más de ecuanimidad y de aprecio por la libertad de todos. Por ejemplo, ahora, en los debates sobre la nueva Ley de Educación Catalana, se debería hablar más del derecho, básico y constitucional, que tenemos las madres y los padres para elegir la educación de nuestros hijos.

Es claro que la familia y la escuela son clave para educar buenos ciudadanos. Los padres necesitamos orientación y apoyo en la educación de los hijos, pero nadie nos debe sustituir en esta tarea imprescindible y crucial. Eso sería una enorme injusticia, tanto para las madres y padres de familia como para todo el profesorado. Hemos de unir fuerzas si queremos avanzar de verdad.

Y es por ello que veo como un freno partidista el hecho de que algunos insistan en despreciar el modelo educativo de la escuela diferenciada, no mixta, pues está más que probado que es un buen medio -como tantos otros- de personalizar y mejorar la calidad en la educación.

Creo que un país sin libertad de enseñanza es, en el fondo, un país sin ningún tipo de libertad. A ver si tenemos, por fin, leyes educativas contrastadas y consensuadas que promuevan la cultura del esfuerzo y faciliten una formación integral de nuestros niños y jóvenes. Es la manera de salvaguardar y respetar la gran diversidad que siempre hemos tenido. Será garantía de excelencia académica y, por supuesto, de una buena convivencia, para todos.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris