Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Una cosa es predicar y otra dar trigo

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
sábado, 15 de noviembre de 2008, 08:39 h (CET)
Los gobernantes son los primeros que deben mantener comportamientos ejemplares y, ahora en tiempos de crisis felizmente reconocida, hacen falta austeridad, contención y buena administración de los fondos públicos.

No obstante hemos sabido que Moncloa va a aumentar los incentivos a los asesores y prevé para 2009 un gasto de energía eléctrica de 800.000 euros, cuando en 2004 apenas superó los 500.000 euros, que el Presidente del Gobierno nos costará 22 millones de euros más que lo que costaba hace solo 4 años el anterior. No parece que el apostolado ecologista de Al Gore haya dejado mucha huella en La Moncloa, donde Zapatero, con el lema de "un nuevo contrato del hombre con la naturaleza", inauguró en noviembre de 2007 una segunda planta solar para ahorrar energía y limitar emisiones de CO2. El reproche, aun así, no es tanto de dinero como de falta de sensibilidad hacia unos ciudadanos que cuentan los céntimos que tienen en el bolsillo antes de comprar bienes de primera necesidad. En Moncloa, en efecto, no hay crisis. Y es que en este como en muchos otros casos se cumple el refrán "Una cosa es predicar y otra dar trigo". En Moncloa saben predicar pero no…

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris