Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Modestos y dignos

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
sábado, 15 de noviembre de 2008, 00:49 h (CET)
Qué gran lección de pundonor, de garra y, en definitiva, de fútbol que han dado los equipos modestos, especialmente los de segunda B, en estos dieciseisavos de final de la Copa de SM el Rey. Es emocionante ver cómo equipos que entran oficialmente en la categoría de semiprofesionales (otra cosa es que la realidad nos indique que lo son del todo) se hayan subido a las barbas de casi todos los grandes de la liga de la liga BBVA, otrora liga las estrellas.

Y es que, ¿qué puedo decir? Siempre me moló la historia de David y Goliath. Creo que es algo consustancial al ser humano bien nacido. Es algo atávico, filogenético. Es un resorte del ser humano el apoyar al débil cuando se enfrenta al todopoderoso. Bueno, siempre que no sea tu equipo, claro, que una cosa es tener buenos sentimientos y otra cosa es hacer el indio.

Yo quiero homenajear en especial al Benidorm, al Orihuela, al R. Irún y al P. Ejido. Son los cuatro equipos que han acumulado méritos más que suficientes para haber tocado la gloria con sus manos, aunque la fortuna (sí, sí, principalmente la fortuna) haya decidido que sólo dos de estos terminaran eliminando a sus titánicos rivales. Realmente, que estos clubes se codeen con la flor y nata del balompié español es un premio merecido. Es un sueño hecho realidad. El gran sueño antes de regresar a la pesadilla de sus ligas. Antes de regresar al auténtico pozo negro donde habitan, antes de volver a campos desvencijados, sin público, retirados de los grandes focos de atención, campos que en muchos casos son arados más que terrenos de juegos porque sus clubes no pueden permitirse mejoras en ellos. Y no pueden porque no tienen dinero. Y como no lo tienen, en muchos casos no pueden ni pagar las fichas completas a esos jugadores. Por ello, muchos de los que anoche corrían tras los chicos multimillonarios Messi, Raúl, Morientes, Kanouté o Forlán son veteranos que han conocido en sus propias carnes, o en las de algún compañero cercano, encierros llenos de hambre y miseria, esperando a que el “presi” intente arreglar el desaguisado que lió en verano al planificar una temporada económica contando con unas entradas de público hasta la bandera, o con ingresos atípicos que jamás aparecieron, o con promesas de políticos que nunca llegaron a cristalizarse.

Por ello me alegro por los conjuntos modestos que lograron eliminar al campeón y subcampeón de la pasada liga. Me congratulo por el P. Ejido, que demostró que el Villareal no son más que once jugadores buenos y que no tiene plantilla para jugar con garantías con sus suplentes. Y me alegro por el R. Irún, que supo sacar tajada de un Madrid en caída libre (ojo a la que le puede a caer en Valladolid esta semana), y eso que los blancos sí jugaron con muchos de sus titulares.

Pero hay otros dos conjuntos que también se merecieron la gloria, y que se quedaron a un pelo de saciarse de ella. El Orihuela trabajó en casa como un jabato, en al partido de vuelta tiró de casta de nuevo y se quedó a un solo gol de llevar la eliminatoria a la prórroga ante un Atleti que quiso aprender de los errores de otros y salió con casi todo su arsenal. Y por último, desearía destacar por encima de todo al Benidorm. Estuve viendo el partido y la verdad es que estos chicos lograron emocionarme. Los jugadores alicantinos nunca miraron el escudo de sus rivales e hicieron un magnífico ejercicio de orgullo y entrega sin límites. Se negaron a ser las víctimas propiciatorias de la picadora de carne que es el Barça este año, y en la primera parte sólo hubo un equipo, el visitante, que incluso obligó a Pinto a lucirse en varias ocasiones. El milagro se podía producir. Se encontraban tan sólo a un gol para empatar la eliminatoria. Parecía que marcarían en la siguiente oportunidad. El milagro estaba a un chut más. Pero no se produjo porque en la segunda parte el esfuerzo acumulado se notó y los levantinos bajaron una velocidad y, sobre todo, porque una vez más, el árbitro volvió a regalar un penalty inventado al Barça. Un penalty que apuntilló al Benidorm definitivamente.

Ha sido una gran eliminatoria de copa, ad maiorem futbol gratia. Para mayor gloria del fútbol, ese deporte democrático que iguala de facto a multimillonarios mimados por la naturaleza y el talento innato con auténticos jornaleros de los campos embarrados y el césped artificial que se dejan la piel para llevar un sueldo a casa.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris