Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Integración de Cajas de Ahorro

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 12 de noviembre de 2008, 08:42 h (CET)
Las enseñanzas y la imagen que debe quedar de todo el proceso de negociación sobre la integración de las Cajas en Castilla y León es que el acuerdo ha sido fruto del consenso social. Dicho acuerdo debe ser analizado con calma y a la luz de la tranquilidad que da tanto apoyo entre fuerzas bien distintas.

En esta ocasión, el saber estar del líder regional del partido socialista es una señal de futuro tranquilizador. A pesar de lo que se ha dicho, Caja España no sale perjudicada con el acuerdo de integración; no olvidemos que ocupa el puesto decimoquinto en el ranking nacional de entidades fiables y seguras.

Lo que sí debería preocupar al contribuyente y al ciudadano de León y del resto de provincias castellanas es la nula visión de futuro que ha demostrado el actual presidente de Caja España. Podríamos decir que, por propios méritos, él solo se ha abierto la puerta de despedida. No quepa duda de que, si de este humilde analista dependiera, mañana mismo tendría la carta de despido en el bolsillo, pues sus manifestaciones en nada han ayudado a tranquilizar y a dar pasos de futuro.

Esta vez no vamos a criticar a Juan Vicente Herrera – a quien miles de ciudadanos y decenas de organizaciones han declarado tolerancia cero, desde la corrupción del ‘Caso Lasarte’ – que sí ha sabido estar a la altura, aunque lo haya hecho ante la arrolladora fuerza de Óscar López, un político emergente que no ha dudado en desautorizar al alcalde de León, amigo de vinos y tapeo del presidente Rodríguez.

Queden tranquilos los leoneses asustados. Ni Caja España desaparecerá de León, ni es necesario que lidere la futura integración. También queden tranquilos los salmantinos con su Caja Duero, pues ni se la llevarán de Salamanca, ni sufrirá desprestigio ninguno. Bien es verdad que todo se lo llevan de Salamanca por desgana y falta de combatividad de sus instituciones.

Ese falso liderazgo atribuido a Caja España tiene su origen en el hecho de haber nacido de una fusión allá por los años noventa. Pero eso no quiere decir que tenga más experiencia que el resto de las Cajas de la comunidad. Cuidado con identificar la actual crisis con el proceso de integración de las Cajas de Ahorro. No tiene nada que ver, pero sí es un aviso para estar preparadas antes crisis posteriores y ante la competitividad que se avecina.

Realmente no estamos ante una fusión de Cajas, como maliciosa y equivocadamente se ha dicho, sino ante la creación de un grupo cuyo principal objetivo es optimizar recursos de capital, centralizar la política de riesgos y crear un sistema institucional de protección. Es justamente lo que pretendíamos los impositores, pues de esa forma aumentará nuestra seguridad y la de las propias Cajas. No hay ningún peligro en la integración que se avecina, por lo que el alcalde leonés puede seguir pregonando y voceando su egoísmo e ignorancia.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris