Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario  

La Caza es una forma de ir a la Guerra

María Jose Navarro
Vida Universal
miércoles, 12 de noviembre de 2008, 08:42 h (CET)
Recientes estudios realizados por ecólogos dieron como resultado que los animales tienen un mecanismo interno para la regulación del crecimiento de la población. Ninguna especie se reproduce sin medida ni meta. La cantidad de nacimientos no se limita desde fuera, sino a través de una medida interna. En consecuencia, la caza por este motivo no sólo es inútil, sino que es totalmente innecesaria.

El ser humano no tiene por ello que asumir el papel de un falso salteador de caminos para reemplazar a los "enemigos naturales de los animales". Él solo estorba la armonía interna de la naturaleza, destroza los lazos sociales de los animales, destruye sus lugares de descanso y zonas de alimentación y desencadena migraciones de gran consideración que se encuentran fuera de su ritmo natural.

En el caso de los jabalís los cazadores apuntan primero a la hembra, que tiene en la manada un papel de líder, y la matan. Al cazador le tiene sin cuidado que con ello no sólo se interrumpa sino que se destruya la estructura social de los animales. En el caso de las liebres, el cazador saluda con una carga de perdigones que no sólo traspasan la piel de la víctima, sino que se filtran por todo el sistema nervioso que se encuentra debajo de ella. Las liebres se retuercen despavoridas de dolor, gritando a menudo como niños pequeños. Entonces se acerca el orgulloso cazador y la golpea hasta matarla. Así se podría seguir relatando como lo hacen con los corzos, gamos, perdices, pajarillos, etc.

La palabra caza, tan terrible como es, se presenta como un eufemismo. En realidad se trata del gusto de matar, pues la caza, tal y como la defienden los cazadores, no controla la población de animales, ésta se ha regulado sola desde tiempos inmemoriales. "La caza es siempre una forma de ir a la guerra", dijo el famoso poeta alemán Goethe y "Del asesinato a los animales al asesinato de los hombres, hay sólo un pequeño paso", dijo el escritor ruso León Tolstoi. Y en la actualidad cada vez más personas notan que es así.

Noticias relacionadas

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad

​Bruselas tensa las relaciones con Trump, apoyando dialogar con Maduro

Las dudas y la debilidad de la UE condicionan un apoyo explícito a Guaidó, el único presidente legítimo de Venezuela

​La sonrisa de Casado

Los que no quieren que gane la derecha que no se queden en casa o voten en blanco

​Los actos oficiales de inauguraciones prohibidos a partir de marzo

La convocatoria de elecciones pone en marcha la normativa de la campaña

​Vuelve el debate del aborto

Josefa Romo Galito
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris