Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

De la Alemania Federal a la República Democrática de España o el involucionismo de ZP

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 11 de noviembre de 2008, 07:15 h (CET)
Veía yo en la televisión pública alemana el pasado domingo la participación de la democristiana Angela Merkel en un acto celebrado en una sinagoga alemana durante un emotivo acto de recuerdo del Holocausto. Holocausto que aquí en España los socios gallegos de Rodríguez Zapatero y Pérez Touriño, los nacional-socialistas del BNG, se han negado a condenar. Reconozco que sentí cierta vergüenza ajena al escuchar el discurso de paz, tolerancia (lo de Hezbolá y Hamás o Irán no es tolerable, afirmaba la mandataria alemana, porque la tolerancia no es sinónimo de tolerarlo todo o de que todo, bueno o malo, es, como reza el relativismo progre que gobierna España, indiferente e igual) y libertad de la presidenta de los alemanes.

Angela Merkel hablaba sin complejos de los totalitarismos criminales del pasado siglo XX, cuyo resurgimiento hay que evitar a toda costa –y para ello citó como indispensable una educación de calidad-, que asolaron medio planeta y dejaron tras de sí un reguero de sangre, sufrimiento y miserias imposibles de cuantificar. Me refiero, claro está, al nacional-socialismo y al socialismo a secas. Angela Merkel, procedente de la RDA, o lo que es lo mismo, la vanguardia de la URSS, del socialismo real, sabe muy bien, como millones de alemanes, de qué habla. Lo sufrieron en sus propias carnes. Primero el nacional-socialismo de Hitler, después la separación forzosa y los crímenes del socialismo.

En España, sin embargo, y pese a que no hace tanto de la caída del Muro y parece que ya se ha olvidado qué se escondía detrás de aquella argamasa teñida con la sangre de aquellos que intentaron escapar del paraíso socialista. Acaso porque gran parte de la izquierda española jamás aceptó el hundimiento del muro (en realidad fue derribado golpe a golpe por los ciudadanos) y con él de todo lo que significaba la ideología criminógena que amparaba. Aquí bien pronto se ha olvidado que hubo una Alemania Federal, próspera, liberal, democrática y abierta y una República Democrática de Alemania –siempre pervirtiendo el lenguaje- pobre, criminal, despótica y cerrada.

Tal vez por ello es por lo que Rodríguez Zapatero se define en pleno siglo XXI como “rojo”, reivindica al totalitario socio del dictador Primo de Rivera, o sea, a Largo Caballero, como modelo a seguir, pretende revivir viejos odios que la Transición que la extrema izquierda no reconoce porque se hizo por vía de reforma y habla de “reformar las políticas económicas que han prevalecido”. Las de la Alemania Federal. Las políticas de la prosperidad, la libertad y la democracia. ZP no quiere saber nada de Alemania Federal. Lo suyo es la República Democrática de España. Como la de Honecker. Y encima ahora pretende irse por ahí de gira a presumir de ello.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris