Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Fin de trayecto

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 9 de noviembre de 2008, 09:18 h (CET)
“Soraya y su clan llevan al partido a la ruina. Así no vamos a ninguna parte y, por si no era suficiente, no hay ilusión en el partido. Ni siquiera hay relación entre muchos de nosotros”, nos comentaba la semana pasada un diputado del Partido Popular. Eso demuestra que Sáenz de Santamaría se ha quedado sin apoyos, ha perdido la poca admiración que le quedaba por parte de sus correligionarios y no es capaz de tirar del carro. Mejor dicho: algunos pueden garantizar que el carro va cuesta abajo y sin frenos.

Todo eso confirma las fuertes críticas que está recibiendo la mano derecha de Mariano Rajoy. Seguimos pensando que Rajoy es una rémora para el partido y el candidato idóneo para volver a perder las próximas elecciones, si su partido le presenta. Hasta sus propios senadores lo pregonan. A lo que se une que se ha rodeado de un equipo que no da una a derechas, es incapaz de enfrentarse al PSOE con garantías y parece tener miedo a la realidad. Ni siquiera es capaz de hacer una oposición digna. En provincias aún están escondidos senadores y diputados; no se sabe nada de ellos desde que pasaron las últimas elecciones.

En los próximos días el PP va a reunir a sus diputados con la dirección del grupo. Hay navajas afiladas, caras largas y no faltarán quienes planten cara al caos que impera en el partido de Rajoy. Sus niñas de rojo – no es lo mismo que sus niñas rojas – llevan la dirección del partido a la ruina, “aunque es difícil una ruina mayor que la actual”, comentaba un senador vallisoletano.

Todos los diputados ‘populares’, excepto los ‘prebendados’, han denunciado la dejadez, falta de carisma, nula firmeza y equivocado liderazgo de Sáenz de Santamaría. No se puede caer más bajo, sobre todo sabiendo que ‘la niña’ siempre anda buscando formas de represalia contra los más díscolos. No ha sido capaz de atraer a sus compañeros con trabajo, orden y eficacia, y pretende hacerlo con la política del palo y la zanahoria.

Mientras que Sáenz de Santamaría ha manifestado que “quien no quiera venir que renuncie a su escaño”, ante la dejadez de los diputados y el cachondeo con el que se toman la asistencia a las sesiones del parlamento, un diputado ha sido claro respecto a ella: “que renuncie a su acta” si no es capaz de hacer oposición. Así están las cosas en el Partido Popular. Pintan bastos para Mariano Rajoy, el líder peor valorado por la ciudadanía.

Va siendo hora de ir desfilando y apagar la luz. El PP no es alternativa de gobierno ni al Gobierno, carece de crédito y goza del rechazo de una parte importante de la población. Alguien debe contar a Mariano que las experiencias más provechosas son siempre las peores. A pesar de lo que piensan muchos afines al Partido Popular, estamos ante el fin del trayecto.

Con una crisis de envergadura como la actual, Rajoy no es capaz de superar a Zapatero en ningún aspecto. Algo está fallando, como decía un diputado ‘popular’. Y todos sabemos qué es lo que falla y qué es lo que falta. En fin, lo mejor que se puede hacer en este momento es declarar “tolerancia cero” contra el PP. Muchos ciudadanos de Castilla y León ya lo han hecho así contra la política del presidente Herrera.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris