Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica de cómic   -   Sección:   Libros

‘Batman. Momentos decisivos’: un Murciélago más humano

Herme Cerezo
Herme Cerezo
lunes, 23 de febrero de 2009, 09:58 h (CET)
Comienzo esta reseña pasada la medianoche. Y lo bien cierto es que, por un momento, me habría gustado subir al terrado de mi finca para conectar la batseñal, ya saben, ese círculo amarillo intenso, con un murciélago inscrito en su interior y proyectado hacia el cielo. Atraído por ella, no lo dudo, no lo duden, Batman, con permiso de sus tutelas cívicas, habría acudido a mi presencia y permanecido un buen rato conmigo. Y habríamos charlado mano a mano, para escuchar esas frases precisas, cortantes y enigmáticas que se gasta el Caballero Oscuro. Hubiera resultado algo parecido a una de esas entrevistas, que realizo a escritores de carne y hueso y que transformo en tinta y papel para ustedes, mis improbables.




Portada del cómic.


La editorial Planeta se descolgó este mes, que recién terminó, con la publicación de un álbum interesante: ‘Batman. Momentos decisivos’. Los cinco capítulos que lo integran repasan momentos decisivos, de ahí el nombre, en la relación de amistad entre Batman y el comisario James W. Gordon. Son instantes particularmente importantes en la serie, duros y también peligrosos. Gotham, un trasunto de Nueva York, es una ciudad corrupta, gangsteril, delincuencial. La policía se las ve y se las desea para restablecer el orden en sus calles. Por eso la colaboración de Batman, no siempre bien vista por los agentes de a pie, en ocasiones se torna absolutamente imprescindible.

En ‘Batman. Momentos decisivos’ ocupan un espacio preeminente los sentimientos humanos. En primer lugar, la separación del comisario Gordon y su esposa, Bárbara, que añade un factor desestabilizador a la vida laboral del policía que, apenas recibida la demanda de divorcio, ha de enfrentarse a la irrupción de un pirado que, metralleta en ristre, interrumpe una ceremonia nupcial con un ataque de violencia supina. Un matrimonio que acaba, ¡y de qué manera!, y un matrimonio que empieza, ¡y de qué manera también!

En segundo lugar, Batman, el millonario Bruce Wayne en realidad, aunque superhéroe no es más que un ser humano que resultó fuertemente traumatizado - ¿quién no quedaría así en idénticas circunstancias? – al presenciar la muerte de sus padres, Thomas Wayne y Martha, a manos de un delincuente. Ello le condujo a tomar la decisión de convertirse en hombre-murciélago, dispuesto a combatir el crimen y el delito en Gotham, para lo cual se embarcó en un largo periplo donde aprendió artes marciales, ciencias forenses y diversas técnicas de combate, caracterización y e intimidación. Pero Batman siempre ha vivido solo y en el segundo capítulo del álbum, ‘...Y entonces fueron tres ...’, aparece Robin, un jovenzuelo al que el Murciélago está entrenando para evitar que "se hubiera autodestruido, seguramente llevándose a alguien más consigo". A pesar de las quejas que en este sentido le formula el comisario Gordon, el propio policía terminará reconociendo que Batman sólo busca algo que muchos humanos tienen: "Cómo puedo negarle lo que todos queremos, si soy su amigo? ¿Cómo puedo negarle una familia?"

Y en tercer y último lugar, en el capítulo cinco, ‘Compañeros de armas’, una niña pregunta a su padre: "¿Esta estúpida Gotham no tiene héroes?" A lo que su progenitor, sentado junto a ella en el asiento trasero de un taxi, le responde: "Gotham tiene héroes, cariño. Cuando papá vivía aquí, conoció a dos de ellos". Pero la chiquilla quiere saber más: "A quiénes, papi? ¿A quiénes? ¿A quiénes?" Batman es ya patrimonio de Gotham, ese universo creado por Bob Crane, dibujante, y Bill Finger, guionista, a finales de los años treinta (mayo de 1939). Los habitantes de cualquier ciudad tienen sus propios héroes y, por eso, cuando cambian de residencia, lo primero que quieren saber es si la ciudad a donde van a vivir posee criaturas de este tipo: "¿Esta estúpida Gotham no tiene héroes?" No tenerlos es mala señal: indica pobreza, aburrimiento, insignificancia. Es una vuelta de tuerca más, es mezclar realidad y ficción, es hacer la ficción más real y la realidad más ficción.

En ‘Batman. Momentos decisivos’ hay un elenco de artistas espectacular: guionistas como Ed Brubaker, Chuck Dixon y Greg Rucka; dibujantes como Brent Anderson, Javier Pulido, Steve Lieber, Paul Pope, Dick Giordano, Joe Giella y Bob Smith; entintadores como Joe Kubert, Javier Pulido, Howard Chaykin, Ty Templeton, Paul Pope, Bob Smith y Claude St. Aubin; y coloreadores como Glenn Whitmore, Patricia Mulvihill, Tom McCraw, Shanon Blanchard y John Kalish. Y de toda esta mezcla, de todo este substrato, sale un personaje enriquecido, igual pero distinto, propio e impropio, porque hay un Batman gris, hay un Batman gris con capa azul, hay un Batman azul y gris, hay un Batman negro con capa azul ... Basándose en el modelo inicial, cada ilustrador le ha añadido pequeñas pinceladas propias, detalles personales que lo han hecho más suyo, más propio. Es natural. Sin embargo, todo ellos han coincidido en dibujar un tipo musculoso, atlético, fuerte, que reparte patadas y puñetazos por doquier y que, surge, reclamado por la batseñal o no, siempre en el instante preciso. Ante su presencia, a los malhechores no les quedan muchas opciones para sobrevivir. Si acaso huir, porque cuando Batman llega, las fechorías acaban. Cuando Batman llega, las celdas vacías cuelgan el cartel de no hay vacantes. Cuando Batman llega, renace la calma.

Total que la reseña ya está escrita, corre con fuerza la madrugada y Batman no ha venido a conversar conmigo, porque no conecté la batseñal. Si hubiera subido al terrado de mi finca para hacerlo, el Caballero Oscuro hubiera estado más presente todavía en estas líneas. Pero arriba continúa el proyector apagado y mudo.

____________________

‘Batman Momentos decisivos’. Varios autores. Ed. Planeta, 2008. Color, tapa dura, 128 páginas y 10,95 euros.

Noticias relacionadas

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris