Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta a D. Miguel de Cervantes

Manuel Villena (Granada)
Redacción
lunes, 10 de noviembre de 2008, 07:25 h (CET)
Sr. D. Miguel de Cervantes: Ruégole disculpe la osadía de dirigirme a Vos en este horrendo castellano. Sabedor de su docta opinión a cerca de todo lo concerniente a la Caballería Andante, quisiera relatarle los hechos acaecidos en la muy conocida y sin par ciudad de Madrid.

Hace pocos meses un señor, apellidado Neira, vio como un infame canalla golpeaba a la que creyó una indefensa y fermosa doncella. Ante tal sinrazón intervino para enderezar tal entuerto, una vez conseguido acabar con tal abuso prosiguió su caballerosa andadura. Instantes después se introdujo en una modernísima posada, sigilosamente seguido por el villano y malandrín, el cual le golpeó a traición con tal ahínco y vehemencia que dio con él en el suelo dejándolo de tan mala traza y peor talante.

Al poco del desafortunado suceso, el Sr. Neira, entró en coma profundo, llegándose a temer muy seriamente por su vida. En este tiempo la“indefensa doncella”, cegada por el refulgente brillo del vil metal que le ofrecían en televisión (esto es un invento en el que seguramente habrá intervenido el mago Frestón, pues desvirtúa la realidad de los hechos) compareció en los platós televisivos, defendiendo y encumbrando al desalmado villano que sin piedad la golpeaba, presentando, almismo tiempo, al Sr. Neira como persona soez y de baja ralea.

Como, vos bien sabéis, no hay Caballero Andante sin su dama amada; en este caso este importante papel corresponde a su esposa, que mientras convalecía nuestro héroe ella se encargó de luchar sin descanso y valientemente ante los embates lanzados contra su caballeroso e indefenso marido.

He de ponerle al tanto que nuestro bienhechor ha recobrado la consciencia, gracias a los cuidados médicos y sobre todo al eficacísimo bálsamo de Fierabrás, que en forma de amor y cariño, “Dulcinea” le ha dispensado en abundantísimas dosis.

Por todo lo expuesto quisiera, si a bien lo tiene, me comunique si ante estos hechos el Sr. Neira ha contraído los necesarios méritos para ser armado Caballero Andante.

Reciba un cordial saludo de su respetuoso admirador.

____________________

Esta es la contestación con la que D. Miguel de Cervantes me honró.

Sr. Villena: No sabe cuanto me reconfortó que alguien se acuerde de mi humilde persona y más por temas de la Caballería Andante. Por lo que aprecio,desde mi retiro, parece ser que en los tiempos que viven no son propicios para tan abnegado y peligroso oficio.

El caso que me relata a pesar de faltarle algún elemento, que en mi época hubiera sido imprescindible, es un hecho digno del más valeroso de los caballeros andantes,es decir don Quijote de la Mancha. Por lo que si han pensado proponer que el Sr. Neira sea armado Caballero Andante por mi persona no hay inconveniente alguno, muy al contrario cuenten con mi más sincero y sólido apoyo.

Atentamente M.d C. S.

P.D. Como reconoce en su carta su castellano es manifiestamente mejorable, no quiero decir con ello que sea imposible mejorarlo pero téngolo por harto dificultoso.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris