Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

San Romero de América y su imitador asesino

Luís Agüero Wagner
Redacción
sábado, 8 de noviembre de 2008, 08:40 h (CET)
El clérigo-presidente de la República de Paraguay, Fernando Lugo, arribó a territorio salvadoreño hoy a las 12:32 del mediodía, en el vuelo comercial 3314, acompañado de su comitiva clero-fascista, para participar en la XVII Cumbre Iberoamericana de San Salvador.

El obispo recibió actos de honor en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Comalapa, de la mano de la alcaldesa de San Salvador, Violeta Menjívar, y el viceministro para los salvadoreños en el exterior, Luis Montes Brito, quienes le dieron la bienvenida. El obispo dijo que pisaba "con profunda alegría" estas tierras que le traen recuerdos por su "extracción popular y religiosa".

"Me siento orgulloso de pisar la tierra de San Romero de América", expresó el mandatario paraguayo a su llegada a la capital, donde casi tres décadas atrás fue asesinado el verdadero "obispo de los pobres", Arnulfo Romero.

Óscar Arnulfo Romero y Galdámez conocido como Monseñor Romero, fue un sacerdote católico salvadoreño, cuarto arzobispo metropolitano de San Salvador, quien se volvió célebre por su prédica en defensa de los derechos humanos y murió asesinado en el ejercicio de su ministerio pastoral.

La opinión pública le dio el título de "obispo de los pobres", que inmerecidamente quisieron endilgar a otro obispo que hasta ahora sólo ha ejecutado pobres desde su encumbrada posición, en Paraguay.

Fernando Lugo es un obispo jubilado a quien convocaron los corruptos politiqueros paraguayos desesperados ante un bloque de poder al que no podían derrotar electoralmente, y a quien periodistas conocidos por su servilismo a la mafia quisieron adaptar el título que se había ganado Romero.

Mientras el primero se encargó de denunciar las violaciones de derechos humanos que realizaba el gobierno de su país, el segundo siendo gobierno se ha abocado a perpetrar él mismo las violaciones de derechos humanos. Precisamente hoy, fueron brutalmente desalojados unos humildes labriegos de una propiedad improductiva, titulada a nombre de un jerarca del clero-fascismo, el director paraguayo de Itaipú Carlos Mateo Balmelli.

El asesinato de Romero provocó la protesta internacional en demanda del respeto a los derechos humanos en El Salvador. Él es uno de los diez mártires del siglo XX representados en las estatuas de la Abadía de Westminster, en Londres.

Dentro de la Iglesia Católica se le consideró un obispo que defendía la "opción preferencial por los pobres". En una de sus homilías, Monseñor Romero afirmó: "La misión de la Iglesia es identificarse con los pobres, así la Iglesia encuentra su salvación."

Es célebre el llamamiento de Arnulfo Romero al ejército salvadoreño, pidiéndole que respete los derechos humanos, en tanto su imitador Fernando Lugo ha llamado al ejército paraguayo a defender a los opulentos sojeros, traficantes de transgénicos de origen brasileño, que contaminan el campo paraguayo y dejan sin medio de subsistencia a los labriegos, ocasionalmente asesinando alguno como Bienvenido Melgarejo en brutales desalojos.

Mientras Romero se encuentra en proceso de canonización, Fernando Lugo ha sido reducido al estado laical por inconducta.

El día lunes 24 de marzo de 1980 Arnulfo Romero fue asesinado, cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital de La Divina Providencia, en la colonia Miramonte de San Salvador. Un disparo hecho por un francotirador impacto en su corazón, momentos antes de la Sagrada Consagración. Al ser asesinado, tenía 62 años de edad.

Valga recordarlo hoy, en momentos en que un burdo imitador aterriza en San Salvador, para evitar confusiones.

Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris