Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

EEUU, España y la bandera

Manuel Villena (Granada)
Redacción
sábado, 8 de noviembre de 2008, 07:40 h (CET)
Acabaron,¡por fin! las elecciones a la presidencia de EEUU. Nos han atiborrado de información de tal acontecimiento y por tanto nos hemos enterado de las muchas diferencias que hay entre los dos partidos contendientes: Demócratas y Republicanos. Pero en todas y cada una de las imágenes ofrecidas siempre hay un factor común: la bandera. Estados Unidos, como su nombre indica, es el fruto de la unión de diversos estados, teniendo cada uno su propia bandera, ahora bien, cuando se trata de actos que afectan a toda la nación estadounidense no muestran el menor pudor, ni miedo, ni complejo alguno; muy al contrario, se muestran orgullosos de hacer ostentación de la bandera que les une.

En España, ya se sabe que:”es diferente”, si alguien hace uso de la enseña constitucional se arriesga que le tachen, como mal menor, de: nostálgico, retrógrado, reaccionario y un largo etc. Otros no se atreven a ondear bandera alguna para contentar y no ofender a ciertas minorías, siendo así políticamente correctos. Los hay quien enseñoreando una bandera tricolor (no constitucional) se sienten ofendidos cuando otros muestran una bandera rojigualda con el águila de San Juan (también inconstitucional), y viceversa. En múltiples casos el ultrajar la bandera oficial es un hecho que demuestra valentía y da prestigio al autor. Cuanto mayor es la ofensa mayor cota de progresismo se le atribuye. En estos casos tanto las autoridades como la justicia suelen hacer la vista gorda.

¿ A qué esperan los dos grandes partidos de ámbito nacional para ponerse de acuerdo sobre ciertos temas fundamentales que afectan a la unidad del Estado? La respuesta es bien sencilla: A que los nacionalistas egocéntricos, de los que dependen, les dejen. Mientras tanto la centrifugadora va cogiendo cada vez mas revoluciones.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris