Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Suerte de vivir un día histórico

Pascual Falces
Pascual Falces
viernes, 7 de noviembre de 2008, 09:44 h (CET)
Para los españoles no es ninguna novedad contemplar presidentes en Latinoamérica de genética herencia indo-americana. Lo novedoso es asistir a la toma de posesión en la Casa Blanca de un “afroamericano”, como se dice ahora. No hace falta haber estudiado libros, basta con haber asistido al cine o visto televisión, para ser consciente de la magnitud del problema “negro” en los Estados Unidos de América. De ahí la relevancia histórica de contemplar el juramento del primer Presidente norteamericano de color. Lo que se dice toda una suerte. Cuando las actuales generaciones sean mayores podrán decir a sus nietos: “Yo vi en televisión la toma de posesión de Obama”.

Claro, que, puestos a elegir, en la Historia han existido multitud de momentos estelares que este oteador columnista hubiera querido asistir también aunque tan sólo fuera enfocando hacia ellos su anteojo. Y sin ánimo de molestar a nadie, sólo llevado por una corazonada consecuencia del enojo que ciertos acontecimientos actuales le provocan, le hubiera gustado, entre otros, haber podido observar como aplaudían los barceloneses agolpados en las aceras de la Diagonal en enero de 1939, ante la entrada, con banderas desplegadas, del ejército “nacional” y la desbandada general del republicano.

Así mismo, también hubiera querido tener el catalejo enfocado sobre la ensenada del actual puerto de Veracruz en México, la mañana en que Hernán Cortés en agosto de 1519, ordenó sigilosamente barrenar las naves que le trajeron desde Cuba y con las que había desembarcado en tierras del Imperio Azteca, que quedó así inapelablemente emplazado para ser valiosa parte, para siempre, de la Cultura Occidental.

Stefan Sweig también considera momentos estelares de la Humanidad, históricos por tanto, como el que hoy trae mareados a los sufridos oyentes y lectores de los medios de información, entre otros, a los siguientes: El descubrimiento del Océano Pacífico por Vasco Núñez de Balboa, el 25 de septiembre de 1513; La composición el 25 de abril de 1792, en una noche de flamante inspiración por el capitán Rouget de Lisle, de la música y letra de “La Marsellesa” tal y cómo la siguen cantando los franceses; o, el anónimo tren que tomó Vladimir Illich “Lenin” y una escuálida camarilla, en la estación de Munich el 9 de abril de 1917 hasta llegar a Rusia y derrocar el Imperio Zarista con la intención de instaurar la Dictadura del Proletariado en el mundo.

Y cada lector podría evocar en su memoria momentos históricos de los que, sin duda, le hubiera gustado ser testigo. ¿Quién no hubiera querido estar presente cuando Henry Stanley da por fin con el explorador perdido en 1871, y lleno de británica flema, en pleno corazón de África, pronuncia la conocida frase: “Dr. Livingstone, supongo”? O, presenciar el silencio sepulcral en la noche del 12 de enero de 1941, junto a una cama en el Hospital St. Mary´s de Londres, donde unos médicos contemplan la “milagrosa” curación de una niña desahuciada después de inyectarle las primeras cincuenta mil unidades conseguidas de la “penicilina” que había descubierto, casi inadvertidamente y años antes, Alexander Fleming.

Momentos históricos, estelares, transcendentes, han existido muchos en la historia de la humanidad, por fortuna; como piedras miliares jalonan su trascurrir, no todo van a ser desgracias. En definitiva, de eso es de lo que se trata, que sean para bien. No de que un negro llegue a presidente, sino de que sea un bien para Norteamérica y para el mundo. Que así sea.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris