Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

La (casi) maldición

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 6 de noviembre de 2008, 10:31 h (CET)
“La maldición de Hamilton”, decía Gonzalo Serrano, uno de los comentaristas de la Fórmula 1 en Telecinco, justo antes de que Glock viese pasar a Hamilton por su izquierda en la última curva de la última carrera del mundial.

Para que luego digan que la Fórmula 1 es aburrida, aunque para muchos lo es desde que Alonso no tiene opciones de título. Pero hay mucho más en este mundo. La final del domingo se podría decir. Y se ganó en el último minuto, casi con un gol en propia puerta.

Quién podía imaginar que Glock no iba a llegar a meta antes que Vettel y Hamilton. En una carrera en la que por fin Massa se convirtió en un gran piloto y no dio opción a perderla, la presión recayó sobre el inglés Hamilton. El joven piloto de McLaren estuvo tranquilo y sereno durante toda la carrera, pero a falta de dos vueltas le adelantó Vettel y ahí la mente se le nubló, perdió la carrera antes de llegar a meta y si no hubiese sido porque tuvo la suerte de encontrarse un coche que todos hacíamos ya llegando a meta, seguiríamos hablando de su maldición.

Glock sin querer se ha convirtió en el juez de la carrera. Apareció ante los ojos de Hamilton y el inglés sin creérselo, cruzó la línea de meta quinto, lo suficiente como para ganar el mundial por un punto. Y mientras todos pensábamos que había ganado Massa. ¡Qué carrera!

Pero claro, ahora Glock siempre será recordado como el piloto que le regaló el título a Hamilton. Massa no creo que le dirija la mirada y Hamilton debe estar enviándole flores todos los días. Toyota se lo pensará mejor antes de decidir no cambiar neumáticos.

Y mientras Fernando Alonso a lo suyo. Segundo y el mejor piloto en el tramo final de la temporada. El próximo año veremos a los dos mejores, Hamilton y Alonso, luchando el uno contra el otro y entonces ya no será la casi maldición de Hamilton. Además cambiamos de cadena, aunque no de comentaristas porque seguramente Alonso no sería quien es sin Lobato y compañía. “La maldición de Hamilton”, decía Gonzalo Serrano.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris