Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

ZP busca hortalizas en el huerto ajeno

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 6 de noviembre de 2008, 09:56 h (CET)
Es conveniente que los árboles no nos oculten el bosque. Es evidente los esfuerzos del equipo propagandístico socialista están destinados a desviar la atención de los ciudadanos hacia otros horizontes, horizontes lejanos (como el título de aquella famosa película de 1952 dirigida por Tony Mann e interpretada por un magnífico James Stewart) que nos inciten a trasladar nuestras atenciones y nuestras inquietudes hacia los esfuerzos, ridículos y obstinados, del señor ZP para colarse, aunque fuere en calidad de mirón, en la famosa Cumbre americana. Pero no se dejen seducir por falsos cantos de sirenas, átense al ,mástil del navío de la cordura, como hizo el intrépido Odisea al de su barco y, regresen a nuestro país, donde los datos preocupantes se van sucediendo, con machacante tozudez, insistiendo en que no nos olvidemos de aquellos alardes que nos hacían desde el PSOE y sus máximos representantes, apenas hace un par de meses, que a la postre no han resultado ser más que intentos para que nos distrajéramos de la realidad tormentosa, que se veía venir desde el sector de la economía, para que no nos perdiéramos las promesas engañosas que nos iban dosificando, durante toda la campaña previa a las elecciones del mes de marzo pasado.

Sólo han transcurrido siete meses desde entonces, pero vean ustedes la diferencia, comprueben en lo que se han convertido todas aquella bonitas palabras que, desde la cúpula socialista, se nos vertían, para que volviéramos a confiar en ellos, para que supiéramos que del PSOE dependía el bienestar de las clases menos favorecidas, que ellos eran los que más beneficios sociales ofrecían y que, tanto la economía como el pleno empleo y la salud de la Seguridad, sólo en sus manos estaban garantizados. Hoy, a pesar de sus intentos constantes de pretender justificarse, a pesar de contemplar como el señor Blanco se desmelena profiriendo una sarta de inconveniencias contra la Oposición y pretendiendo que los españoles nos traguemos que el PP es el culpable de lo que nos está ocurriendo, después de cinco años de ostentar ellos el poder; ya nadie, sólo aquellos obcecados que no quieren aceptar los hechos consumados, se deja influir por sus falacias e intentos de hacer comulgar con ruedas de molino a los ciudadanos que, por propia experiencia, por sufrir en sus carnes los efectos de la recesión o por estar en vilo ante la eventualidad de quedarse sin trabajo; ya se han percatado de que los cantos de sirena del PSOE sólo tenían una finalidad: conseguir permanecer en el poder.

Ni se ha cumplido con la Ley de Dependencia; ni se pagan las ayudas para alquileres de los jóvenes; ni se ha conseguido el pleno empleo ni, tan siquiera, el empleo de que se disfrutaba en el 2007. Sepan que nuestro país, con sus dos millones seiscientos mil parados, es el país con más desempleados de toda la unión europea. La tasa de paro en la UE se situó, en el mes de septiembre, en un 7’5% (estable respecto al agosto) mientras en España se ha alcanzado, en el mismo mes, el exorbitante porcentaje de un 11’9%. Según dicha información la tasa de desempleo en España es un 71’5% superior a la media de la UE. Por otra parte el Gobierno se esfuerza, en una política errática, falta de planificación y propia más de un fontanero que de un Ejecutivo que debiera programar sus actuaciones, no tanto en tapar agujeros a medida que se van produciendo, sino en arbitrar soluciones paliativas que sirvan para atacar, en el origen, las causas que originan el que, las empresas, se vean obligadas a cerrar sus puertas ante la imposibilidad de adaptarse a las circunstancias del momento; lo que no se logra con ayudas indiscriminadas ni propuestas demagógicas irrealizables. Tarde se habla de aplazar los pagos de la cuota empresarial a la Seguridad Social y, digo tarde, porque esta institución, antes con superávit, ya está empezando a sufrir los efectos de la disminución de cotizantes y este efecto, si de verdad se confirman las previsiones de un fuerte crecimiento del paro, se irá acentuando hasta que no les quede a los poderes fácticos otro remedio que acudir a la famosa Reserva de las Jubilaciones. Alguien habló de que esta situación se podría dar en el 2023; pero no se fíen demasiado de estas previsiones tan optimistas, porque las necesidades de ir cubriendo, con fondos públicos, los incesantes incrementos del pago de los subsidios por desempleo van aumentando día a día. Y mientras, nuestro endeudamiento externo sigue incrementándose así como aumenta también el montante de los intereses que debemos pagar por ello.

El recurso a emitir la Deuda Pública, por causas a las que me refería en un artículo anterior, si bien puede ayudar a disminuir la presión de la Deuda externa, no está garantizado de que tenga éxito, por varios motivos, entre los que se pueden citar la desconfianza de los inversores en los valores mobiliarios; el que la solvencia de España ya ha sido puesta en entredicho por algunos pases europeos ( Alemania) y el poco ahorro de que disponen los ciudadanos, obligados a acudir a él para solucionar sus problemas cotidianos (encarecimiento de los alimentos, aumento cuotas hipotecas, falta de confianza en el futuro, aumento gastos escolares, etc.). Y, por si no estuviéramos bastante pesimistas, el propio Banco de España nos ha tirado un jarro de agua fría sobre nuestras escasas esperanzas en una solución pronta de la crisis: se confirma que la economía avanza hacia la recesión al registrasen el tercer trimestre un crecimiento negativo del 0’2%.

Y, ¿qué pasa con los salarios? Pues que se han ido incrementando en un 4’5% lo que, como es obvio, aunque alivie a los trabajadores, no por ello deja de ser un factor de coste añadido a las empresas lo que, a su vez, puede dar lugar a la necesidad de más despidos para conseguir supervivir. La pescadilla que se muerde la cola. Y ahora, que hemos repasado unas pocas de las cosas que nos preocupan, me pregunto de nuevo: ¿que narices hace ZP, de viaje en viaje, para intentar acudir a la reunión de Bush, donde lo único que intenta decir es que no sabe qué decir y que lo suyo es ser un anticapitalista acérrimo que tiene la fórmula mágica para salvar al mundo? Pero señor mío, si no es capaz de arreglar España ¿que se le pierde a usted en el nuevo mundo?

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris