Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

La sagrada pornografía personal

Mario López
Mario López
martes, 4 de noviembre de 2008, 07:36 h (CET)
Cierto es. Todos tenemos nuestra pornografía personal, clandestina. No hay que echarse las manos a la cabeza ni ponerse al borde de un ataque de nervios. Lo que hay que hacer es no hurgar en el cajón del vecino.

La curiosidad mató al gato y mandó a hacer puñetas las relaciones más amables. Yo para estas cosas soy muy mío y soy incapaz de meter la nariz en el pañuelo de nadie. Por sus fetiches les conoceréis, diría un delincuente, un chantajista, un cínico. Un ser sensible, una persona humana sabe de los fetiches pero los respeta, como un fiel el culto dominical. Un ser sensible, una persona humana tan sólo juzga a los demás por sus obras; por las obras que tienen que ver con la convivencia. Pero la intimidad de uno, su universo infinito que llena todos los espacios que los demás han dejado desiertos, ese lugar es oculto para los otros. Profanar la pornografía ajena debería ser delito con pena mayor que la aparejada a la profanación de los sepulcros.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris