Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La importancia de mear de pie

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
jueves, 6 de noviembre de 2008, 10:27 h (CET)
Señor director: Cuando un hombre dice que se viste por los pies, no está usando una expresión machista, quiere decir que es hombre coherente, de fiar, cumplidor de su palabra y fiel a sus compromisos, en mis años jóvenes, en Huélamo, un precioso pueblo de la sierra de Cuenca, los mozos, en vez de esta expresión solían decir; “yo meo de pie” y cuando querían ofender algún otro mozo decían que meaba en cuclillas, diciendo así que no era un hombre de fiar, y que no era coherente con su naturaleza, por aquel entonces, los inodoros todavía no habían llegado a estos pueblos de la sierra, yo empleare en adelante mear sentado, que es lo que se lleva ahora, a propósito, si todavía no conoce la Ciudad Encantada, Uña, Huélamo, Tragacete y el nacimiento del río Cuervo le aconsejo que se de una vuelta, seguro que me lo agradecerá. La expresión vestirse por los pies ya ha caído en desuso, pues hoy, se viste por los pies casi todo el mundo y, el mear de pie no confirma la coherencia pues, el homosexual por ejemplo, también mea de pie y, puede ser, y de hecho hay como en todos los colectivos personas muy de fiar, cumplidores de sus palabra y fieles a sus compromisos, hombres respetuosos y dignos de todo respeto, pero, no es muy coherente su naturaleza y el uso que le dan a su antifonario. Y ¿a qué viene este rollo? Pues viene a que en esta noche de vigilia en la que el sueño se niega a visitarme me ha venido a las mientes la expresión del señor Rajoy “yo todavía me visto por los pies” y de pronto a mí, me apetece meterme con el señor Rajoy y con don Miguel Sanz.

Don Mariano, dice usted que se viste por los pies, yo le pregunto ¿siempre? Si la respuesta es positiva, explíqueme, cuando meaba usted de pie ¿cuándo en Colón levantaba el brazo de María San Gil y el de Ortega Lara, o cuando los ha defenestrado políticamente hablando? Señor Rajoy, en el debate de los PGE nos dio la impresión de que ese día si se había vestido por los pies, pero después, tenemos la impresión de que se sienta para mear dada la complacencia con que apoya al señor ZP que, nada más y nada menos que el 15% del PIB, lo da a los bancos (uno presume de haber ganado 7.000 millones y el otro 4.500) mientras, en los comedores sociales de la Iglesia cada día las colas para poder comer un plato caliente se hacen más y más largas. Don Mariano, usted tiene la obligación de controlar al Gobierno, para eso le pagamos, si algún día usted llega a gobernar será al señor Zapatero o a quien le sustituya, a quien le exijamos esto mismo que le exigimos a usted.

Don Miguel, ahora le toca a usted, usted señor Sanz como mea ¿de pie o sentado? Verá, en aquella masiva manifestación de Pamplona en al que miles de manifestantes del PP de toda España se desplazó para apoyarle, usted daba la impresión de ser hombre que se vestía y que se seguiría vistiendo por los pies todos los días, sin embargo, en estos tiempos que corren, yo al menos, tengo la impresión de que se sienta para mear pues, no ha cumplido con su palabra y ha roto sus compromisos, claro que ser presidente de Navarra no es moco de pavo y, eso es gracias al PSOE quien ha hecho la gran jugada, conseguir la ruptura del PP y UPN; señor Sanz ¿ya tiene usted seleccionados los pimientos de asar, los espárragos y la chistorra para traerle al señor Presidente cuando venga a recibir el agradecimiento por la jugada? En las próximas elecciones, el gobierno de Navarra será PSOE y, usted se quedará no solo sin el gobierno, sino también sin la presidencia de Caja Navarra, dejará usted de ser el amo de las perras, con esto no quiero decir que ahora que es el amo de los cuartos usted sea un chorizo, no señor, eso no lo diré nunca entre otras cosas por que creo firmemente que no lo es, pero ser el que hace y deshace con la pasta siempre permite hacer favores que algún día se devuelven.

Bueno ya se me están llenando los ojos de arenilla a sí que, hasta otra.

Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris