Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Candidato mulato

Sergio Brosa
Sergio Brosa
martes, 4 de noviembre de 2008, 09:40 h (CET)
Mañana serán las elecciones presidenciales en EE.UU. y para la Cámara de Representantes y para gobernador de muchos estados.

Me resistía a hacer comentarios sobre las elecciones USA, aunque no pude sustraerme al impulso de comentar la figura de Barack Obama, como el más increíble recaudador de contribuciones electorales de la historia de EE.UU. (SXXI 9-VI-2008) pero me decido a comentar de nuevo sobre esto que va a tener más trascendencia en todo el mundo que la cumbre de Washington a la que no invitan a Zapatero. Debiera estar España ahí presente, pues representada ya lo estará en cualquier caso. Aunque tiene arrestos que después de negar la crisis como Judas, ahora se postule Zapatero como el hacedor del sistema financiero español. Al que dijo que le echaría un cabo, todo y con no necesitarlo por estar muy saneado, pero que, de todas maneras, la banca no ha visto aún ni un duro.

Que Barack Obama es el candidato que figura en cabeza de la carrera electoral es un hecho que sin duda obedece a que nadie como él ha invertido tantísimo dinero en anunciarse. También es incuestionable que dice lo que la gente quiere oír. Que luego pueda o no cumplir sus promesas nada tiene que ver con la realidad de la vida, pues se trata de política y no vamos ahora a definir lo que se entiende por política, pues tenemos a diario centenares o miles de noticias que nos confirman de qué se trata eso de la política.

Cuando en las escuelas de negocios se plantea un caso, como el de una empresa que tiene un buen producto pero que no es mejor ni peor que el de su competencia y de lo que se trata es de buscar una fórmula para incrementar sus ventas, la solución suele ser siempre la misma: publicidad. Y si ya se hace publicidad, pues que entonces se haga más y mejor. Y eso sólo se soluciona con dinero. Con el que ha recaudado Obama desde que se postuló como candidato de su partido.

¿Y será capaz Obama de allegar en su legislatura, pongamos por caso la seguridad social a los 50 millones de estadounidenses que ahora carecen de cobertura médica? ¿O dirá al final de su mandato, cuando no lo haya conseguido que es que necesita un segundo mandato?

¡No votes por el miedo! ¡Sí, podemos! ¡Vota por el cambio! frases publicitarias de la candidatura de Obama que analizadas seriamente no pasan de ser meras consignas populares. Como decir que va a ser el primer presidente negro de los EE.UU.; si llega a presidente, será en todo caso, el primer presidente mulato. Que obviamente no es ningún desdoro ¡faltaría más! pero es faltar a la verdad decir que es negro porque no lo es. Lo es tanto como blanco: exactamente mitad y mitad. Y no haría alusión a esta cuestión racial si el propio Obama no hubiera sacado esta cuestión a la palestra ni la hubiera aireado al amparo de que lo políticamente correcto limitaría el alcance de los comentarios de terceros.

Y en contra de lo que pudiera parecer, no estoy en absoluto a favor del otro candidato, John McCain. Lo que me sorprende o, mejor dicho, me deja perplejo, es que en todos los EE.UU. no hubiera mejores candidatos a la presidencia de su país. Y es que no dejan de tener importancia capital los lobbys que son los auténticos artífices de las elecciones presidenciales, por mucho que el entorno de Obama niegue su proximidad a su candidatura y diga que sólo se han nutrido de donativos de 200 dólares. Cuando lo cierto es que los mismos que le catapultaron al Congreso de Illinois son los que lo llevaron luego al Congreso Federal y ahora a la posible presidencia de los EE.UU. Para qué nos vamos a engañar.

Son momentos convulsos en EE.UU. y en todo el mundo, pues para eso estamos ya situados en la aldea global. Y son momentos que precisan de un cambio; un cambio de modelo financiero que propicie un cambio de modelo económico y éste a su vez, impulse un cambio en el modelo productivo, la generación de empleo, la creación de riqueza y su distribución armónica entre los ciudadanos y potencie el sueño americano que es lo que ahora está en quiebra. El propio sueño americano estimuló las hipotecas subprime.

Y obviamente, Barack Obama encarna mucho mejor el cambio necesario que su contrincante John McCain. No hay más que verlos. Pero si además se les escucha, por mucho que McCain trate de desmarcarse de su compañero de partido George Bush, y el libreto sea distinto, la música de fondo que sale del foso sigue siendo la misma.

Y si arropamos la novedosa imagen de un candidato a la presidencia de los
EE.UU. con una montaña mareante de dinero para anunciarse, incluyendo la hora de máxima audiencia en las principales cadenas de televisión, en todas a la vez durante media hora, para lanzar su elaborado discurso en un eficaz publirreportaje, contra eso sólo es posible que haya que luchar frente al miedo a tener un hombre de color como inquilino de la Casa Blanca. No vamos a descubrir ahora el temor de tanto ciudadano, a causa de sus prejuicios, de que el presidente sea de color.

Por lo demás, que gane quien más votos tenga; pero de verdad, como con George Bush y Al Gore, que ya, ya.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris