Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Economía rota

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 3 de noviembre de 2008, 08:07 h (CET)
No deja de ser llamativo que la Iglesia ayude a los pobres, mientras comprobamos que el Gobierno socialista ayuda a la gran banca y a los adoradores del becerro de oro. Lo curioso no es la relación pobres-Iglesia, sino el cruce de intereses; es decir, la Iglesia con los pobres y el socialismo con los ricos, cuando ambos deberían estar con el más necesitado.

Nunca el socialismo, sustentado y defensor de la sociedad de clases, había caído tan bajo a la luz de la democracia y el desarrollo sostenible. Decía recientemente un líder del Partido Socialista que antes de diciembre bajarían el euríbor y los tipos de interés. Si bien han bajado, nunca imaginó que lo harían por la falta de dinamismo en la economía española. Y han bajado; pero tampoco imaginaba que lo haría por cobardía del propio Banco Central Europeo.

Una cobardía que se traduce en la imposibilidad de asumir su auténtica responsabilidad, independientemente de la deficiente planificación de las familias. Tal bajada va a ayudar a quienes están empeñados hasta la cerviz en hipotecas y viviendo por encima de sus posibilidades, por su mala cabeza y por no saber que la economía se gesta en ciclos.

Era de todos sabido que el ciclo negativo estaba a punto de llegar. Ahí tienen los cientos de ejecuciones de hipotecas que las entidades bancarias llevan a cabo todas las semanas. La bajada de los tipos va a perjudicar el ahorro y no va a incentivar la economía, pues los réditos que se aplicarán a los ahorros también serán menores.

En una palabra, para beneficiar a unos miles de hipotecados van a "machacar" a los ahorradores con depósitos de su trabajo en las entidades financieras. Y ya se sabe: sin ahorros no hay inversión. Sin inversión no hay trabajo. Sin trabajo aumenta el paro hasta llegar a la recesión. Con mucho paro se produce una economía rota y sin perspectivas.

¿Soluciones? Muchas, pero justamente en la línea opuesta a cuanto está llevando a cabo el Gobierno socialista de Rodríguez. Ni siquiera las soluciones que aporta la ‘derechona mariana’, rota por numerosos puntos, son las idóneas. Mientras el gran olvidado, Tierno Galván, decía que las promesas se hacen para no ser cumplidas, Balzac insistía en que la constancia es el fondo del acierto permanente. Ahora mismo tenemos delante muchas promesas de partido, pero nadie aporta la constancia que la ciudadanía precisa para tener confianza.

No siempre el pueblo acierta cuando vota a sus representantes. Ahí está la prueba. Si alguien intenta buscar a los falsos representantes del pueblo cuando hay crisis, comprobará que nunca están donde deben. Casi siempre aparecen donde nunca debieron ir.

En el partido socialista están escondidos y en el PP hace tiempo que desaparecieron. Pasan del pueblo. Se molestan si la ciudadanía hace aportaciones o requiere de ellos. Como dice un senador del PP: “el pueblo que hable cada cuatro años y, una vez depositado el voto, que se calle hasta las próximas elecciones”.

No estamos de acuerdo con el pensamiento del senador de la ‘derecha mariana’. ¿O cree el senador que el ciudadano está más guapo en silencio? Mejor que esa gente no vuelva a tocar poder. Pongamos en ello nuestro diario empeño.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris