Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

No es solo el coche de Benach

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
sábado, 1 de noviembre de 2008, 09:37 h (CET)
Aunque haya levantado escándalo, el problema no es el coche de Benach, president del parlamento catalán. El verdadero problema son los muchísimos coches oficiales, de los benachs y no benachs , que pululan por todo el país. Y que con las autonomías -en que han aparecido reyezuelos como setas- se han multiplicado exponencialmente.

No se trata de cuestionar el Estado Autonómico, pero es hora de que se haga público lo que cuestan la administración del Estado y las distintas administraciones autonómicas. Y que se aclare si el aumento de los gastos que suponen las autonomías , se ha visto compensado por una correspondiente disminución de los costes en la administración central o, por el contrario, se ha añadido a los mismos.

Peró aún es más importante que se calcule y se denuncie lo que despilfarran unas y otra. De ahí vendría el gran escándalo. No sólo del coche de Benach, que, a fin de cuentas, es el chocolate del loro. Los grandes derroches del dinero público se producen en el aumento disparatado de funcionarios, en las reformas caprichosas de ministerios y consellerias, en los viajes injustificados, en los actos de protocolo, en los informes inútiles, en las comisiones, en las delagaciones, dietas y regalos sin sentido.

¿Quién controla todo esto? Instituciones para ello las hay, pero su politización, su ineficiencia e incluso su complicidad, les lleva al silencio, a no comprometerse, a no desenmascararse a sí mismas, ya que con frecuencia chupan del mismo bote.

El coche del president Benach, por cuyos nueve mil euros de supuesto exceso en accesorios ha tenido que pedir perdón y retirarlos por la presión mediática, no puede ser la tapadera ni la excusa para no entrar a fondo y airear el despilfarro generalizado en el Estado y en las Autonomias.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris