Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

A seguir soñando...

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 1 de noviembre de 2008, 09:43 h (CET)
¡Qué bonita es la Copa del Rey! Edición tras edición se vuelven a dar resultados sorprendentes entre equipos calificados de "grandes" por su historia y presupuesto, y conjuntos modestos de Segunda B o Tercera. ¿Cómo es posible que un club que tiene 30 veces más de presupuesto que su rival, pierda? Aquí reside la magia de la llamada competición del "KO". También es verdad, que la Copa ganaría en espectáculo y en interés si el sistema fuese a un único partido, como sucede en Inglaterra o ahora en Italia. Pero el "miedo" a que los "poderosos" se queden pronto en la cuneta, hace que se haya elegido de nuevo los choques de ida y de vuelta.

Este miércoles en la ida de dieciseisavos, tuvimos dos ejemplos de lo que hablo. El Poli Ejido, de Segunda B, enrojeció al Villarrreal y a sus seguidores con un demoledor cinco a cero, mientras que la Ponferradina, de la misma categoría que los andaluces, sacó los colores a otro de los equipos grandes de Primera, el Sevilla. Y es que no siempre se da la teórica supremacía, menos mal. Los conjuntos a priori favoritos suelen caer en la relajación ante adversarios mucho más inferiores, y cuando ocurre esto, alguno se lleva una sorpresa desagradable. Optan por alinear onces plagados de suplentes o con jugadores de los filiales, pero se olvidan de que su rival va a jugar uno de los partidos más importantes de su historia, saliendo a "morir" al terreno de juego.

Así sucedió en los enfrentamientos comentados anteriormente. Subestimar, consciente o inconscientemente, a tu contrario es un craso error, como vemos cada temporada. Quizás, para el Villarreal o el Sevilla y para sus respectivos seguidores, el partido de ida y de vuelta de deiciseisavos sea uno más, sin nada que recordar y mucho que olvidar. Pero para los de la Ponferradina o del Poli Ejido, fue una fiesta, algo inolvidable. ¿Quién no va a recordar dentro de unos años que el conjunto de Castellón perdió con una "manita" frente al Ejido o que la "Ponfe" venció uno a cero al "todopoderoso" Sevilla?

Es muy probable, que en la vuelta, los conjuntos de Primera se venguen, logrando un holgado triunfo. Los aficionados de los equipos "pequeños" son consciente de esto, pero, sinceramente, ¡qué les quiten lo bailao! Ya han visto lo que deseaban, ver al equipo de su tierra ganar a un grande. Ahora toca seguir con la diversión, toca ilusionarse, toca soñar. ¿Se imaginan que la Ponferradina o el Ejido eliminan al Sevilla o al Villarreal? Llegar a octavos para un club de Segunda B, es la "repera", y sobretodo, significa otro "taquillazo" en casa, que les ayude en estos tiempos de crisis. Pero lo más importante es mantener la ilusión a unos aficionados que no están acostumbrados a ver jugadores de Primera por sus estadios.

La "Deportiva", como se le conoce a la Ponferradina, hacía quince años que no llegaba a esta ronda y nunca ha pasado de dieciseisavos, motivos suficientes para recorrerte media España para ver a tu equipo. Si logra la gesta, los aficionados bercianos lo celebrarán tanto como el ascenso a Segunda hace dos temporadas, pero si caen eliminados, lo festejarán de igual modo, ya que lo conseguido tiene mucho mérito. Esta afición se merece lo mejor por su saber estar allá por donde va. En Sevilla, volverán a dar un ejemplo de afición, animando y cantando como si estuviesen en la capital del Bierzo, y movilizando a una cantidad de seguidores impropia de un club de Segunda B. Que los sevillanos se vayan familiarizando con cánticos como el "A Ponferrada me voy"...

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris