Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Perspectiva de Levante  

La banca siempre gana

Domingo Delgado
Domingo Delgado
martes, 28 de octubre de 2008, 09:20 h (CET)
La crisis económica mundial, que estamos padeciendo, tiene sus orígenes fundamentalmente en las arriesgados negocios del sistema financiero del neocapitalismo especulador, de un lado, y de otro, en la comunicación del sistema económico dentro del fenómeno de la globalización, que para bien y para mal interconecta las sociedades y sus mercados, agrandando los negocios, pero agrandando igualmente los problemas.

Así la crisis bancaria actual está propagándose por el resto del sistema económico, pues la restricción crediticia que se está dando en la actualidad está poniendo contra las cuerdas a muchas empresas, al punto de hacer desaparecer a parte de ellas. Y esto, a su vez, frena el consumo –que en definitiva es el que tira de la producción- generando otro pernicioso efecto económico en todos los sectores de la economía.

Se dice por parte de los expertos en economía que la crisis y sus efectos aún los seguiremos padeciendo varios años más. Puesto que primero habrá de tocarse fondo, para lo que estiman una duración de un año –siempre que otras variables macroeconómicas no se alteren-, y después habrá que ver el ritmo de reactivación. Aunque lo cierto es que el tiempo de cierre de una empresa es relativamente corto en relación con el tiempo de creación y establecimiento que conlleva toda acción empresarial.

También se dice que resulta fundamental que el sistema financiero vuelva a generar confianza, lo cual no es fácil que se produzca de forma inminente, hasta que no se restaure su normal funcionamiento, pues el dinero es miedoso por naturaleza.

A todo esto, se nos dijo que era muy importante para amortiguar los efectos de la crisis la inyección de importantes aportaciones públicas para reactivar a los mercados. Aunque tal medida, por muy lógica que sea, lleva implícita una doble injusticia, ya que por un lado los Estados – o sea, todos los ciudadanos- damos dinero y facilidades a la banca, que además ha sido la causante del problema, por su imprudente audacia abordando negocios de extremo riesgo; pero por otra parte, resulta que se le da dinero a una banca en dificultades económicas, que precisamente no suele prodigarse con especiales consideraciones con sus deudores cuando pasan dificultades. Además de resultar una medida contraria a los más elementales criterios de justicia social.

Por consiguiente, si queremos que el equilibrio de lo justo se mantenga para fortaleza de la convivencia social, desde el punto de vista de la justicia social, se deben de equilibrar –o por mejor decir, completar- las medidas de apuntalamiento bancario que se han adoptado por parte de los Gobiernos de los países desarrollados, con exorbitantes cifras de dinero para evitar la quiebra del sistema financiero, con el incremento de ayudas sociales que atienda a la ciudadanía perjudicada por esta crisis, así como la implantación de políticas públicas tendentes a reducir los perniciosos efectos del paro consecuente al cierre de empresas.

De lo contrario, supondría que las haciendas públicas nacionales harían de seguro para la banca, que haría bueno el dicho de que: “la Banca siempre gana”. Y eso no sería justo desde el punto de vista social.

Noticias relacionadas

Abandonados y denostados aquellos que se sacrificaron por la democracia

La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos.” Norman Cousins

Jacinda Ardern le demuestra a Trump qué es el liderazgo

El presidente Trump llamó a la primera ministra de Nueva Zelanda para expresarle sus condolencias

El Día del Padre Gitano

La familia es la piedra angular de nuestra existencia

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris