Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario   Estafa  

La gran estafa orquestada en torno a María

Vida Universal
lunes, 23 de noviembre de 2015, 22:59 h (CET)
En Agosto los católicos celebraron el día de la Asunción de María, el día en el que supuestamente María ascendió en cuerpo y alma a los Cielos. Una festividad que se considera el punto culminante del culto mariano, el cual juega un papel importante en la fe católica pues en honor a María se llevan a cabo numerosas peregrinaciones, y en su nombre se han erigido miles de iglesias. El diario regional alemán Südkurier calificó a María incluso de ser la «mujer más poderosa de la Tierra».

Sin embargo durante los primeros siglos tras la muerte de Jesús este culto era desconocido. Solo tras algunos concilios posteriores se empezó a hablar de la «Madre de Dios», y poco a poco fue surgiendo el culto mariano. Muy significativo y que realza el importante papel que tiene este culto es el hecho de que incluso en la actualidad, es decir en el siglo XX, se haya cimentado a través de un dogma la creencia de que María ascendió a los Cielos con su cuerpo físico, lo que anunció hace 60 años el papa Pío XII.

Todos los Papas posteriores, incluyendo a Francisco, han sido grandes promotores del culto mariano. Sin embargo vale la pena reflexionar sobre cuán cristiano es este culto. Pues historiadores y críticos de la Iglesia, como p.ej. Karlheinz Deschner, están convencidos de que el culto mariano fue un invento de la Iglesia para sustituir el culto ancestral a la diosa madre, siendo uno de los ejemplos más destacados de cuán arraigados siguen en nuestros días algunos cultos pre-cristianos.

A Jesús de Nazaret no se le puede atribuir una adoración especial de Su madre. Todo lo contrario. Él en una ocasión dijo: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Quien cumpla la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre». Y el que durante su vida María cumplió la voluntad de Dios, fue la base de la unión que Jesús tuvo con ella.

El catedrático de estudios religiosos y antiguo decano de la facultad de teología de la Universidad de Viena, Hubertus Mynarek, analizó la idea católica de la «Madre de Dios», y en una entrevista declaró lo siguiente: El Dios eterno no tiene madre, surgió de Sí mismo y no le debe Su existencia a nadie más. Sin embargo de forma dogmática es decir, mediante la proclamación de un dogma, se apostrofa a María como la Madre de Dios. ¡Vamos, que es imposible conseguir un puesto más privilegiado en toda la historia de la humanidad, pero también es imposible llevar a cabo una estafa mayor en torno a esta mujer! Pues a esta humilde israelita se la eleva a diosa de los cielos, a Madre de Dios, algo que esta sencilla mujer con toda seguridad sentiría como un insulto a su persona».

El catedrático Mynarek habla de una estafa en torno a María, que va tan lejos como para presentarla como supuesta intermediaria ante Dios y los hombres. Y puesto que como madre amorosa simboliza corazón y comprensión, muchos creyentes esperan que interceda por ellos ante Dios y Le presente las súplicas de éstos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Agua viva

Las personas que han perdido el sentido de la vida y la consideran un absurdo son las más propensas a suicidarse

Tic, Tac, Tic, Tac...

El populismo no perdona. Lo que antes fue humillación al contrario y odio aventado, hoy son lágrimas y va a ser sufrimiento porque esto no se acaba aquí

Los “redentores” de la España corrupta, dando ejemplo de corrupción

​“La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.” Louis Dumur

La iniquidad de la memoria histórica

Si se es justo, ecuánime y equilibrado, hay que buscar la proporción entre todos los que sufrieron persecución viniese de donde viniese

Quiebra especulativa

La buena dialéctica sólo se entiende con la franca participación de todos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris