Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El debate

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
lunes, 27 de octubre de 2008, 08:16 h (CET)
Cuando los trenes eran de vapor, un famoso torero cuyo nombre no recuerdo (creo que fue el Gallo, pero no lo aseguro) tenía que ir desde Madrid a Sevilla, al pasar su mozo de estoques junto a la locomotora en la estación de Atocha, la locomotora soltó un chorro de vapor y un resoplido tan fuerte que asustó al mozo de estoques quien se volvió a la locomotora y la increpo “¡Esos cojones en Despeñaperros!” Pues bien ya estábamos echando en falta una oposición al Gobierno que como la locomotora de Atocha presentara sus redaños y dijera ¡aquí estoy yo! No té iras de rositas, y eso es lo que hizo el señor Rajoy el pasado martes día 21 en el debate de los PGE, vamos, es que se salió, le dio al señor Presidente hasta en el documento de identidad, tanto que el señor Zapatero abandonó su escaño sin haber terminado el señor Rajoy su intervención, vamos que como dicen en mi tierra el señor ZP salió huyendo de la quema, y es que el señor Rajoy cuando vio que el Presidente se estaba riendo en su escaño mientras él le estaba recordando los desastrosos datos y evidenciaba lo que ya no se le oculta a nadie, resopló como la locomotora y comenzó a demostrar su valer parlamentario, que lo tiene, y mucho, diciendo:

“No se de que se ríe usted. Tome nota señor Presidente. A ver si se ríe de esto. La consecuencia es que España pierde un 15% de su cuota de mercado internacional. ¿Se ríe de esto?

Que la industria es el sector económico que más sufre esta crisis ¿Le parece gracioso?

Que perdemos más empleo ¿Se ríe de esto?”

Y le dio, y le dio, y le dio tantos palos que lo “jolivió” (alguien le pondrá música) El señor Presidente se levanto de su escaño y abandonó el emiciclo, dijo que para hablar con Sarkozy, pero a mí se me da que le dio un apretón y, se fue corriendo al baño por que no quería llegar a su casa con bodoques marrones en los calzoncillos. Pero Rajoy siguió dando tralla y, el pobre Solves no se pudo dormir, pues no sabia para donde mirar, le venían las tortas por la derecha, por la izquierda y por el centro, hasta el extremo que, el pobre hombre no tuvo más remedio que reconocer “Las cuentas están desfasadas pero no las voy a corregir” ¡Toma castaña! y quieren que nos fiemos de un gobierno que ha sumado mal, restado peor y, lo que si han hecho ha sido repartir entre unos pocos, por que la mayoría, tenemos que aportar lo que se quieren repartir. .

Pero hombre don Mariano, tengo para mí, que es usted un buen cristiano, ¡anda! Si me ha salido un pareado, debe ser influencia del Desván del Poeta, el blog de mi amigo Ramón, ¡Gracias Ramón! Yo don Mariano con su permiso le voy a recordar lo que le dice don Quijote a Sancho “Sancho, recuerda que resplandece más el don de la misericordia que el de la justicia” y usted, ha usado más el don de la justicia que el de la misericordia, que brillo por su ausencia.

De todos modos don Mariano, a sí queremos verle, a ver si no pierde esos arrestos y, plantea en la primera ocasión el cambio de la ley electoral, para que de una vez por todas esos reyezuelos de ínsulas baratárias, queden reducidos a lo que deben ser, gobernadores de sus comunidades, y no la espada que pone contra la pared al Presidente del Gobierno de todos los españoles incluidos esos mismos enanos políticos con delirios de grandeza.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris