Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Perdonado, y puede ser católico, y lo que quiera (dentro de la ley)

Eamon Sheeran (Murcia)
Redacción
lunes, 27 de octubre de 2008, 08:16 h (CET)
En su artículo "Perdonen,¿puedo ser católico?" termina Pedro de Hoyos con lo siguiente: "La Iglesia es sobre todo una obra de hombres, en la que Dios colabora un poco de vez en cuando, y por lo tanto es absolutamente perfectible, que habla, aconseja y exige sólo a los suyos y nada más que a los suyos. ¿Puesto que no se obliga a ser católico, no podríamos dejar que nos las arregláramos solos, críticas internas incluidas? Que haberlas haylas dentro de la propia Iglesia."

Nos podría señalar D. Pedro cuándo "su" Dios colabora. ¿Y cuánto es "un poco"? En cuanto a las críticas a la Iglesia, yo no veo por qué no se la puede criticar. Es una entidad pública y opera dentro de la esfera pública. E igual que se puede criticar a cualquier partido político, a cualquier persona pública: actores, artistas,escritores, periodistas, etc. pues también a todas las iglesias y todas las ideas u opiniones expuestas. Se le llama libertad de expresión; Democracia,en fin. Y por muy católica, protestante, hindú, musulman, etc. que sea una persona, no puede impedir que las ideas expresadas por su iglesia puedan ser libres de la crítica de los demás. La Iglesia no muerde la lengua cuando habla de asuntos como el aborto, la eutanasia, las investigaciones médicas que hay en marcha, p.ej. las celulas madre, o las medidas que toma el Gobierno,etc. Y está en su derecho. Pero los demás tenemos el derecho a criticar sus ideas ya que afectan a la sociedad, que somos todos. De hecho, han afectado a la sociedad durante casi dos milenios y solo se las podía criticar( hasta relativamente hace poco en España) bajo pena de recibir algún castigo que otro. Un castigo que no era precisamente ser mandado a rezar tres aves y cuatro padres nuestros. Nadie tiene el monopolio de la verdad, con o sin Dogma.Menos aún diría yo si es una verdad por que es Dogma. Por tanto, aceptemos que TODA idea está para ser analizada y criticada si viene a cuento; por supuesto, con argumentos. Nadie tiene el derecho a decir que lo que pregona es la verdad sin más.Solo permitiendo al pueblo la libertad de analizar y criticar se puede tener una sociedad libre, y no una sometida a la voluntad de personas que solo entienden que estamos en " un mundo feliz" porque el rebaño sigue al pastor sin decir ni mu.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris