Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

Un nuevo Tour

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
lunes, 27 de octubre de 2008, 07:33 h (CET)
“Emoción hasta el final”. Esta era la descripción que hacía Carlos Sastre, actual ganador de la ronda gala, nada más conocer el recorrido de la edición del 2009, que se presentó el pasado 22 de octubre.

Y nunca mejor dicho, pues el de El Barraco y el resto de ciclistas que tomen la salida desde Mónaco tendrán que afrontar un Tour duro y, sobre todo, nuevo. El nombre y el paseo final por los Campos Elíseos son los únicos que se salvan en este cambio.

Una de las grandes sorpresas es la subida al mítico Mont Ventoux en la penúltima etapa, suprimiendo de esta forma la tradicional contrareloj que decidía la clasificación general. Se trata, sin ninguna duda, de una gran noticia para los escaladores.

El “gigante de la Provenza” será el juez de la carrera francesa en esta ocasión. El coloso donde Lance Armstrong nunca ganó albergará una lucha entre los mejores. Los tres que hayan reservado más fuerzas para esta cita serán los integrantes del ansiado podio situado en París.

La serpiente multicolor deberá subir tres puertos más que en la anterior edición. Veinte es el número que se desglosa de la siguiente manera: Siete en los Pirineos, nueve en los Alpes, tres en los Vosgos y una en los Prealpes.

Tras el paso por Girona y Barcelona empezará lo bueno. Port d´Oliana, Arcalís, port d´Envalira, col de Port, col d`Agnès, col d´Aspin y el col du Tourmalet protagonizan tres etapas durísimas, aunque este último pierde mucho al estar situado a 70 kilómetros de la meta situada en Tarbes.

La montaña volverá a ser la protagonista en la 13ª, 15ª, 16ª y 17ª etapa, en la que Le Grand Bornard será el final de un día duro, muy duro, pues los corredores se cruzaran por el camino con cinco puertos, entre los que destacan el Cormet de Roselend, el col de Romme y el de la Colombière.

Tres días después de esta etapa y uno antes del final del Tour de Francia nos encontraremos con la jornada ya mencionada del Mont Ventoux.

Pero en este recorrido no sólo hay montaña, ya que también se disputará una contrareloj individual de 15 Km y otra de 40 Km, más una por equipos de 38 Km en la cuarta etapa.

Esperemos que la atención en el próximo Tour se centre en el espectáculo que den los corredores en la carretera y no en otros asuntos que no benefician en nada a un deporte tan bonito como el ciclismo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris