Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

¿O gana y Mac cae?

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 24 de octubre de 2008, 02:29 h (CET)
Según las encuestas en menos de dos semanas Barack Obama podría convertirse en el primer presidente de EEUU que tenga sangre africana y musulmana, que no haya nacido en el continente americano y cuyo apellido empiece con la letra ‘O’.

Su rival es posiblemente el presidenciable norteamericano que más prisión y torturas haya recibido. Pese a su prestigio personal John McCain parece que caerá.

La O que Obama propone es la del Optimismo. Su prédica es tan amplia o nebulosa como el dígito cero, pero este número al acompañar a cualquier otro le hace multiplicar por diez.

En gran parte la fuerza de Obama radica en otra ‘O’: la de encarnar la Oposición más radical que el sistema puede dar ante el presidente que más popularidad ha perdido en la historia de EEUU.

La O es la oposición a la guerra de Iraq, a varios TLC’s, a tanto unilateralismo, a recortar impuestos y a tanto tradicionalismo social.

McCain a veces pareciera que pudiese levantarse pero lo que le termina haciéndolo caer es la recesión, el desgaste del conservadurismo monetario y social y la caída de EEUU en la economía y la diplomacia mundiales.

La O de Obama es también la del oportunismo: la de aquel astuto que trata de ganar terreno acomodándose tanto a electores liberales como republicanos.

Noticias relacionadas

Paradigma científico

Con su libro La estructura de las revoluciones científicas Kuhn cambió la historia de la ciencia para siempre

El discurso que pagamos

El caso Flick estalló en 1981 cuando una inspección fiscal

Jugando al juego del engaño, utilizando al pueblo de pin-pan-pum

Percibimos que la bonanza de la que continuamos gozando va a tener fecha de caducidad

Amigos de novedades

Jesús es la imagen del Dios invisible

Los más ateos, en política, son quienes más satanizan

​Con una sola ojeada, es fácil darse cuenta de que, con los amigos a los que va a tener que llegar a pedir ayuda el señor Sánchez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris