Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Igualdad y cuerpos de Seguridad del Estado

Manuel Villena (Granada)
Redacción
viernes, 24 de octubre de 2008, 03:14 h (CET)
Hace pocas fechas se efectuó en Madrid una manifestación conjunta de policías nacionales y guardias civiles. El motivo de esta manifestación era pedir la equiparación salarial con otros cuerpos de Seguridad del Estado (policías autonómicos y policías locales).

Cualquier persona con un mínimo de sentido común entenderá que es una petición justa y razonable, y más si nos atenemos a la definición que la Real Academia de la Lengua le dá al término Justicia: “Aquello que debe hacerse según derecho o razón”. Pues ante esta injusticia el ministro de Justicia no ha dicho absolutamente nada.

Sus reivindicaciones se basan en el principio de igualdad, reconocido en la Constitución vigente. Igualdad, según la RAE, es : “Conformidad de algo con otra cosa en naturaleza, forma, cualidad o cantidad”. Es evidente que lo que en este problema falta es la cantidad que les equipare el sueldo a otros cuerpos similares. La ministra del ramo, es decir de Igualdad, tampoco se ha pronunciado. Ya se sabe que entiende la igualdad para destrozar el idioma de Cervantes.

El único que se ha pronunciado ha sido el Ministro de Interior, ordenando leerles a los posibles manifestantes sus obligaciones y las consecuencias que podrían acarrearles el manifestar públicamente su injusta situación. Así es como entienden nuestros ministros el concepto tan grandilocuente y repetido en sus discursos pero , y a los hechos me remito, vacío y falaz de : “Elevar la moral de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris