Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Zapatero, dando bandazos pero satisfecho de sí mismo

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 23 de octubre de 2008, 05:18 h (CET)
¡Alármense ustedes! o, no se alarmen y tómenselo con filosofía que, al fin y al cabo, por cuatro días que uno va a vivir no vale la pena de tomarse a pecho lo que está ocurriendo en esta país de la pandereta y los toros, del folklore y la paella. Y es que está visto que, por mucho que unos pocos intentemos esforzarnos en dar la voz de alarma, como no somos más que unos infelices ciudadanos de a pie, nuestras voces apenas suenan como el grito de un caracol cuando expira en el agua hirviente de la cazuela en la que se cocina. Lo que sucede es que, si uno no tuviera las cervicales enmohecidas y pudiera girar la cabeza sobre una bien engrasada columna vertebral, es posible que se le quedaran los ojos como dos huevos fritos, del espanto que le produciría contemplar el estado en el que se encuentra esta anciana y achacosa nación a la que antes se la conocía por España.

Por si no bastaran las continuas intromisiones del señor Fernández Bermejo y la Vice de la Vogue, señora Fernández de la Vega ( entre sastres no se pagan hechuras), en el ámbito jurisdiccional, para presionar a los jueces e indicarles el sentido que el Gobierno quiere que se den a sus sentencias; nos encontramos con un Consejo General de Poder Judicial que parece que, desde que ha sido remozado padece de parálisis cerebral, porque no se entera de lo que está ocurriendo en el mundo de la judicatura; no parece preocuparle que persistan los problemas estructurales que amenazan con un colapso general de la Justicia en España; no tiene nada que decir ante el descontento expresado por los secretarios de los juzgados y parece que prefiere mirar hacia la galería cuando un juez, el señor Garzón, sobre cuya conducta ya hemos hablado, que parece que goza de inmunidad ante sus continuos desplantes y retruécanos jurídicos, empeñado más en conseguir sus fines, en alcanzar notoriedad y en jugar con la paciencia de los españoles y los dineros del Erario público; antes que en actuar conforme a derecho y cumplir con la tarea que tiene encomendada – y descuidada diría yo – como juez de la Audiencia General. Alguno ha insinuado que las actuaciones de este juez están bordeando peligrosamente la ilegalidad y no falta quien las ha llegado a añadir que está incurriendo en algo parecido a la prevaricación.

Y es que, es tanta la inquietud que se está produciendo entre la judicatura por el aumento, cada día mayor, de los casos sobre los que tienen que resolver; tantos los atrasos de asuntos pendientes que se van acumulando ( se habla de más de dos millones y medios de expedientes judiciales que están durmiendo el sueño de los justos en el limbo de los archivos judiciales) y tal la presión a la que se ven sometidos cuando, por parte del Gobierno –que, en esto de darles las culpas a los demás para no asumir sus propias responsabilidades, es un verdadero experto – se les está exigiendo rapidez, efectividad y resoluciones justas, mientras tanto se ignora, olímpicamente, las quejas y reclamaciones que desde hace años se le están haciendo en demanda de más medios, mayor y mejor tecnología, más dotación de personal auxiliar y mayor número de jueces para que se pueda atender, con efectividad, la creciente riada de casos que, cada día, van saturando más los tribunales y que, de persistir la actual crisis económica, van a continuar creciendo en una proporción geométrica.

Pero, señores, es que no hay quien se aclare. Por ejemplo el PP, el otro día, sancionó a dos miembros de la formación por votar en contra del Estatuto de Castilla– La Mancha que se apropiaba de las aguas del Tajo y, acto seguido, en Valencia y Murcia, el señor Rajoy vuelve a reclamar lo que dice que siempre han dicho, o sea, que ¡ el agua es de todos los españoles y que nadie puede apropiarse de ella! O no se enteran o están aprendiendo rápidamente del señor Zapatero que, en esto de decir hoy blanco (no el Pepiño, por supuesto) y mañana negro, es en verdadero perfeccionista o, es que andan mal de memoria y necesitan tomar el famoso Fósforo Ferrero. Y qué decir de nuestro presidente del Gobierno, el señor ZP, que de manifestar enérgicamente que, en España, no teníamos problemas a causa de las sub prime y que nuestra salud financiera era excepcional; en una pirueta de acrobacia aérea ( lo digo porque esta jugada está en el aire) ha pasado a reconocer que nuestros bancos están necesitados de apoyo y que, para ello, con un truco inverosimil de magia, se ha sacado de la manga 100.000 millones de euros ( nadie sabe cómo lo ha conseguido) que ha apostado, como si fuera un verdadero tahúr de casino, sobre los 50.000 millones que ya les había entregado hace unas pocas semanas, como si con este gesto nos quisiera retar a los españoles con un : ¿Quién da más?.

Pero vean ustedes como, mientras la oposición del PP sigue enfrascada en convencerse a sí mismos de la bondad de su nueva ruta y el señor Camps se refocila en el fango de su… feudo ( no olvidemos que él fue, precisamente, el que empezó, con su famosa “cláusula Camps” a salirse de la ruta marcada por el PP, respecto a su oposición frontal a los experimentos torticeros recogidos en el Estatut catalán que fue el que marcó el principio de esta locura promovida por los nacionalismos excluyentes) y, como ya es habitual, desde el palacio de la Zarzuela sale un sonoro silencio que nos rompe los tímpanos; resulta ser que, el señor Zapatero, saca pecho y ahora resulta ser él el que se ha convertido en el verdadero artífice y líder de la reacción mundial para salvar a la Tierra de las consecuencias de la recesión. De pazguato encogido a pazguato sobrado. Y, no duden ustedes de que, todavía, como parece que le está ocurriendo al ex ministro, señor Sevilla, los habrá que se lo creerán y que le admirarán por ello.

En fin que, a este paso, vista la abulia con la que nos enfrentamos a la situación actual, los habrá a quienes le parezca lo más natural del mundo que el señor Zapatero, después de no haber esperado ni 24 horas de transcurrida la reunión de los mandatarios europeos, para anunciar los 100.000 millones de euros de ayudas a las entidades financieras; ahora resulta que necesita más tiempo, más de 25 días, para confeccionar un reglamento que regule la forma en la que se deberá organizar la aplicación de dichas ayudas. Es decir que, como siempre, se ha empezado la casa por el tejado; lo que supone que, primero se ha anunciado la ayuda antes de saber si hacia falta y, en su caso, en qué forma debería otorgarse. ¡Maravilloso! ¡Un viva, para los economistas que asesoran a ZP!, ¡ otro viva, para los 600 asesores del presidente! Y un ¡Hurra!, para el señor Solbes y el resto del Gobierno! Señores ¡qué Dios nos coja confesados! Y los que no crean en él, que se las apañen con Pepiño Blanco, que sabrá lo que aconsejarles.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris