Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Las cruzadas rojiblancas

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
jueves, 23 de octubre de 2008, 05:21 h (CET)
En el último capítulo…, la UEFA dio la cautelar al Atlético de Madrid para que jugara contra el Liverpool en el Vicente Calderón. Las entradas ya estaban vendidas, los hoteles reservados y los viajes programados. Incluso el propio Liverpool pidió a Platini que no enviara a los aficionados reds a jugar a 300 kilómetros de Madrid. Conseguido. Pero los dos partidos de sanción se mantenían hasta nueva contraorden.

Ahora es el momento en que el Atlético no puede echarse atrás. No puede conformarse con jugar ante el Liverpool en el Calderón y pagar los dos partidos de sanción ante PSV y en octavos de final. No lo debe permitir porque es admitir una culpa que no existe. El Atlético es inocente y eso lo saben todos: España, Francia, Europa, el Marsella, Platini, Zapatero… La sanción de Platini es cuestión de amiguismo con el presidente del Olympique, se nota por el ensañamiento y porque vino fuera del plazo. Por lo tanto, no hay que cumplirla. Bajo ningún concepto.

El Atlético debe hacerse fuerte en su posición y seguir con el objetivo de su apelación: ningún castigo. El partido más importante del Atleti ya no se juega en el campo sino en los despachos. Todo lo que no sea salir limpio de esta encrucijada significar ceder ante Platini y por ende perder el partido. Aunque la UEFA diga como veredicto final que el Atleti tiene que jugar en otro estadio, el equipo rojiblanco no debe acatar esas órdenes.

¿Entonces qué ocurriría? Pongamos por caso que para el Atlético-PSV se designa como estadio el Camp Nou. El Atlético debería salir ese miércoles a las 20:45 al césped del Vicente Calderón, no al del Camp Nou. Si el PSV sale en Barcelona, que es el estadio oficial que en este supuesto ha designado la UEFA, tendremos el esperpento que todos imaginamos. Entonces, ¿qué pasaría? Seguramente el Atlético de Madrid sería expulsado de la competición.

Diez años esperando entrar en la Champions para ser expulsado en la liguilla de grupos por la propia UEFA. ¿Y qué? Lo que nunca se debe hacer en ningún caso es pagar por algo que no se ha hecho. Y si el Atlético no fue el que provocó los incidentes, que eso es algo más que demostrado, no debe pagar nada, ni dos partidos, ni uno, ni ninguno. Lo que no se debe consentir en ningún caso es la voluntad dictadora y hitleriana de un francés resentido que quiere colocarse la medallita del pacificador antirracista a costa de un equipo inocente. Antes muerto que sumiso.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris