Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El orgullo del fútbol sala

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 21 de octubre de 2008, 04:50 h (CET)
Perder un título mundial en los penalties, sinceramente, me parece una anécdota. Escribiría lo mismo si hubiese ganado, porque ya va siendo hora de que reconozcamos que la selección nacional de fútbol sala ha sido y es el gran colectivo del deporte español por encima incluso de míticas selecciones como las del hockey patines de los 80, las de hockey hierba de la saga Amat, las de voleibol de Rafa Pascual, las de waterpolo de Manuel Estiarte, la de fútbol de Luis Aragonés, algunas selecciones femeninas y, cómo no, las de baloncesto masculino de Paul Gasol.

La España de fútbol sala es un equipo nacido desde la estrategia, la disciplina y la calidad. Nada menos que dos títulos mundiales consecutivos y cuatro europeos. La tercera corona mundial se le escapó ayer mismo, en los penalties, frente a la gran Brasil de Schumacher y ante 20.000 enfervorizados espectadores que enmudecieron ante el talento de los de Venancio.

Para llegar a la final, España se había deshecho de equipos importantísimos como Italia, Rusia, Argentina, Uruguay o la emergente Irán. Y claro, faltaba el escalón de Brasil, que no es mejor que España, pero que tenía que ganar para no repetir aquel ‘Maracanazo’ del fútbol once que marcó para siempre a los brasileños.

Dos equipos bien ensamblados atrás se citaron en la final mundialista con muchas cuentas pendientes. 0-0, 1-0, 1-1, 2-1 y 2-2 en las postrimerías del partido. En la prórroga nada ni nadie se movió. Y fueron los fatídicos penalties los que decidieron. Luis Amado paró el suyo pero el gran Marcelo no acertó y los brasileños se tiraron al suelo sin comprender que habían superado, por fin, al mejor equipo del último decenio y probablemente de la historia de este deporte.

Me gustaría homenajear humildemente desde aquí a los Kike, Amado, Marcelo, Torras, Fernandao, Andreu, Daniel (cuánto te hemos echado de menos en la final), Álvaro, Rodri, Ortiz,… todos ellos y el cuerpo técnico pueden regresar a casa muy orgullosos y con la cabeza bien alta. Durante muchos minutos pusieron la congoja en un país entero y en Brasil todavía están dando gracias por el milagro.

Puede que éste sea un fin de ciclo para algunos veteranos españoles pero ya va siendo hora de un cálido homenaje del deporte español a este grandísimo equipo y de que alguien de una vez por todas ponga a este deporte donde tiene que estar, que no es otro sitio que en el programa oficial de los Juegos Olímpicos de Verano. Parece que si EEUU y China no dominan un deporte, no lo apoyan y punto. Injusticia exrema porque es una disciplina que se juega en todo el mundo y no necesita una instalación compleja.

Pues eso, que fútbol sala olímpico ya, que los patrocinadores se den cuenta de que estamos ante la mejor Liga del mundo, que la selección española es el mejor conjunto del planeta, que este deporte arrastra masas, y que Marcelo ha fallado un penalty pero nos ha dado tanto que no veo la diferencia este año entre el campeón y el subcampeón del mundo. Yo, que he jugado a este deporte, me ilusiono cuando veo a España porque, pase lo que pase, sé que nos van a hacer sentirnos orgullosos de ser de la Roja; y esto no es sólo una elección, es también un regalo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris