Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Pinochet y Fujimori

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 20 de octubre de 2008, 05:45 h (CET)
Cuando Pinochet fue arrestado hace 10 años en Inglaterra el juez español Garzón pidió que se lo enviasen. Muchos izquierdistas apoyaban ello, aunque esto hubiese implicado confesar la impotencia del gobierno chileno en el que participaban o al que apoyaban, y también el fortalecer la presencia del antiguo imperio español en sus ex colonias, el mismo que nunca arrestó a Franco ni a sus funcionarios.

Blair y Brown devolvieron Pinochet a Chile temiendo que él muriese en su tierra y para mostrar un gesto hacia EEUU y hacia un ex aliado suyo en la guerra de las Malvinas.

A su retorno a Chile la justicia no lo recluyó pero su presencia impulsó a que ésta se fuese mostrando más crítica a él. El pasó los últimos días de su vida sometido a constantes requerimientos o detenciones.

El no haber sido juzgado por una potencia le quitó a él la aureola de ser una víctima de quienes quieren atentar contra la soberanía nacional.

Sin ese precedente la corte chilena no hubiese repatriado luego Fujimori al Perú, convirtiéndose en el único ex mandatario del mundo que haya sido extraditado a su propio país donde sigue preso.

Mientras La Haya busca traer desde sus patrias a tiranos para juzgarlos, los casos Pinochet y Fujimori muestran una tendencia de las nuevas democracias a ajustar sus propias cuentas pendientes.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris