Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Remordimientos

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 21 de octubre de 2008, 05:15 h (CET)
No es lenguaje políticamente correcto hablar del tema. Lo contrario, sí. Fuera complejos de culpa, fuera remordimientos de conciencia. La persona libre y progre debe obrar a su aire, máxime, en temas de sexo, ejercido sin trabas de ningún tipo.

Eso de la conciencia, de los remordimientos, son algo obsoleto. Restos de una mala educación, de influencia judeo cristiana. Sexo sin amor ni responsabilidad.¿Por qué no?. Esto es lo progre, lo que priva. Lo demás, tabúes a combatir. Cada uno deberá obrar como mejor crea y le parezca. En el sexo vale todo. Sólo así podrá haber verdadera libertad sin mayores complicaciones. Todo remordimiento, represión o complejo de culpa, son barreras a derribar, pues impiden el disfrute del placer natural. Despojarse de todo prejuicio moral es la meta a lograr en el sexo. Ni más ni menos que con la misma facilidad que lo hacemos con una chaqueta incómoda.

Todo muy claro y convincente. El caso es que no es tan fácil pensarlo, oírlo o leerlo, como hacerlo. Por suerte o por desgracia, la conciencia no es como una chaqueta de quita y pon. La llevamos todos con nosotros, indeleble en nuestra alma y ni despiertos o dormidos podemos prescindir de ella. Es la voz premonitora de Dios, el juez insobornable que nos juzga, invitándonos a rectificar o convertirnos mientras aún tenemos tiempo y vida. ¡Dichosos los que oyen la voz de Dios y la ponen en práctica¡

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris