Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El perfecto daño colateral

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 15 de octubre de 2008, 12:30 h (CET)
El otro día me aburría y pensé. Concretamente en lo que dijo Ecclestone sobre la posibilidad de crear un motor estándar para todas las escuderías. Hace no demasiado tiempo contaba en las páginas de este mismo diario lo adulterado que en mi opinión está un deporte tan eléctrico y apasionante como es la Fórmula 1. Argumentaba yo que las carreras no las ganaba el piloto con más talento sino el ingeniero más astuto.

De sobra conocemos todos ya cómo funciona este deporte: los ingenieros construyen el mejor motor posible, le ponen ese motor al coche nuevo de cada temporada, y los pilotos llevan el coche desde la salida hasta la meta. Compiten en varios circuitos, paran un par de veces en boxes y los ocho primeros que lleguen a la meta suman puntos. A final de temporada el que más tenga, gana. ¿Conclusión? No gana el mejor piloto sino la escudería con mejores ingenieros.

La Fórmula 1 es un deporte mal concebido. Los éxitos siempre se los lleva un piloto, el que gana. Sale exultante en la rueda de prensa, agradece a sus amigos el apoyo, es la imagen de portada del día siguiente, y se lleva los millones al bolsillo. ¿Por qué? Si seguramente el éxito de sus resultados ha sido gracias al equipo que tiene detrás... ¿Por qué no es el equipo entero el que sale: los mecánicos, los ingenieros.., y todos se llevan las flores?

La gente conoce a los pilotos. Todos sabemos quiénes son los dos pilotos de Ferrari, de Renault, de Mc Laren y de BMW, pero, ¿quién realmente conoce a las decenas de ingenieros que hay en cada equipo? Nadie. Y en realidad son los que construyen el coche ganador y hacen a un piloto campeón del mundial. ¿Alguien duda de que Alonso es el mejor piloto de la actual parrilla?

Pero Fernando no puede demostrarlo si no parte en igualdad de condiciones a la hora de pilotar. Y esa igualdad de condiciones se llama “motor estándar”, que es la propuesta de Berni Ecclestone para el 2010: todos los coches el mismo motor y sólo dos motores al año. No vamos a engañarnos. Su propuesta no tiene la misma motivación que yo les estoy contando aquí, pero como daño colateral de su idea se arreglaría la honestidad de la Fórmula 1.

Lanzo una pregunta a los aficionados a la Fórmula 1 en España: ¿Les gustaría ver otro año como este, con Alonso agonizando para ocupar un cuarto puesto? ¿O preferirían ver carreras con la máxima igualdad en la que varios pilotos pudieran ganar a falta de 3 tres vueltas para la meta y entonces demostraran quién es el mejor? Yo, personalmente, este año no me he divertido demasiado con la Fórmula 1. Dar el R28 a Alonso es como darle una pala de pádel a Nadal: es tan bueno que seguro que gana algo, como Alonso estos dos últimos Grandes Premios, pero no podría demostrar jamás que es el mejor.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris